Los Consejos de Universidades se plantan: piden a Wert una reforma "global y urgente"

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert

"¿Por qué no tenemos como país la valentía de cambiar un sistema que nos permita ser más competitivo, nos haga más atractivos para los estudiantes de todo el mundo?".

Representantes de Consejos Sociales de las Universidades piden una reforma del sistema universitario global y urgente para avanzar hacia un sistema de gobierno universitario "más transparente" e "independiente".

    

Así lo ha pedido el presidente de la Conferencia de Consejos Sociales de Universidades, Joaquín Moya, al término de la reunión que han mantenido este martes en el Ministerio de Educación y en la que se encontraba también, entre otros, Manuel Pizarro.

  

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, ha convocado a la Conferencia de Consejos Sociales, este miércoles al Consejo de Universidades y el jueves a la Conferencia General de Política Universitaria para debatir varios borradores en el marco de la reforma universitaria, referidos al nuevo sistema de acreditación del profesorado universitario, a la actualización de requisitos para la creación y reconocimiento de las universidades y a la correspondencia de las titulaciones al Marco Europeo de Cualificaciones.

  

"Nosotros creemos que sí (urge una reforma global universitaria)", ha precisado Moya, al tiempo que ha optado por sistemas "posibilistas" en el que no todo sea igual para todos pues "ni todos los intereses de las universidades son los mismos, ni todos los intereses de las comunidades autónomas son los mimsos, ni las titulaciones deberían ser las mismas".

  

Según ha explicado Moya, han admitido al ministro su "infelicidad e insatisfacción" con el "poco avance" en la reforma universitaria y han subrayado que todos los informes de expertos realizados con gobiernos de ambos signos políticos han coincidido en "la necesidad de cambiar el sistema de gobierno universitario, avanzar hacia un sistema más razonable de financiación y más transparente, en el que la rendición de cuentas es fundamental que exista".

  

"El problema esencial es: Si todos los informes dicen lo mismo, ¿Por qué no tenemos como país la valentía de cambiar un sistema que nos permita ser más competitivo, nos haga más atractivos para los estudiantes de todo el mundo?", se ha preguntado.

  

Así, aunque Moya considera que las normas que se presentarán mañana en el Consejo de Universidades "en general tienen un tono positivo" y "mejoran la calidad del sistema universitario", han propuesto algunos cambios al ministro.

 

VARIOS SISTEMAS DE GOBIERNO

  

Concretamente, han sugerido un potencial esquema en el que "se permitan varios sistemas de gobierno en todo el territorio nacional", algo que, según ha apostillado Moya, se ha hecho con éxito en muchos países como Portugal o Francia.

  

También le han pedido "un poco más de valentía" a la hora de afrontar temas que el país necesita, como tener un modelo "más en línea con otros mecanismos europeos, en el que la Universidad responda a las necesidades de su sociedad que es la que financia y permita crear un país más competitivo, con más capacidad de internacionalizarse y de atraer estudiantes de todo el mundo por la calidad de las universidades".

  

Preguntado por si sería necesario un cambio en profundidad del sistema de gobierno, Moya ha indicado que "hay que hacer pequeños cambios en la ley, no trascendentes ni que impliquen pérdida de ningún derecho o ninguna responsabilidad de las universidades actuales".

  

Asimismo, ha recordado que una de las grandes ventajas reclamada desde siempre por las universidades es la autonomía universitaria que, a su juicio, "es buena y necesaria". Por tanto, considera que cualquier mecanismo que permita tener una universidad más autonoma, capaz de definir su modelo de gobierno permitiría "generar mayor riqueza, diversificación y una mayor oferta educativa al ciudadano español".

  

Moya también se ha referido a la importancia de posibilitar que la universidad se gestione con criterios de respuesta a las necesidades de la sociedad; a la mayor transparencia en los resultados y la rendición de cuentas; y a la posibilidad de que un Premio Nobel pueda ser rector de una universidad española sin necesidad de ser catedrático de la misma.

  

"Tenemos que transformar estas cosas, internacionalizar la Universidad, volver a que exista una cierta meritocracia, salir de una cierta endogamia. Exigimos al ministro que se avance más en esta línea", ha reclamado. Por el momento, no han alcanzado un compromiso pero han dejado un documento de flexibilización sobre la mesa.