Los comerciantes de Valladolid se muestran "prudentes" ante el inicio de las rebajas

JUAN POSTIGO

Esperan, al menos, repetir los mismos números que obtuvieron el año pasado en el mismo periodo de rebajas.

Los comerciantes de Valladolid se muestran "prudentes" ante e inicio de la campaña de rebajas de verano y confían al menos en repetir las ventas del pasado año 2013.

 

Así lo ha adelantado la patronal del comercio vallisoletano, Avadeco, en un comunicado recogido por Europa Press en el que asegura que la campaña de primavera no ha sido buena y la incertidumbre económica sigue marcando el consumo, por lo que los comerciantes se muestran "prudentes" ante la nueva campaña de rebajas, que ya ha comenzado en el caso de algunos establecimientos.

 

"Según los comerciantes, sigue existiendo incertidumbre entre los consumidores: la decisión de comprar se sigue demorando y además se compran artículos de menor importe", ha destacado antes de recordar que las rebajas en época de crisis "suponen una buena oportunidad para los consumidores" ya que permiten adquirir productos de calidad a un precio sensiblemente inferior.

 

El gasto medio por persona se situará entre 60 y 70 euros (la cifra global estará en torno a los 35 millones) y cerca del 80 por ciento de los vallisoletanos comprará en estas rebajas de verano, en las que los comerciantes confían en sacar el stock "para generar liquidez necesaria y afrontar los pagos de la próxima campaña".

 

Tras recordar que las rebajas de verano en Valladolid son menos importantes que las de invierno en lo que a facturación se refiere, Avadeco apunta a los comercios de textil, calzado, baño y deporte como los que animan las rebajas aunque a ellos ha sumado los de equipamiento de hogar como muebles o electrodomésticos.

 

"El sector textil es el que genera mas movimiento en las rebajas sobre las tiendas dirigidas a jóvenes con edades entre 28 y 30 años, que son quienes mantienen un mayor hábito de consumo", ha precisado antes de ahondar en el "efecto negativo" de la liberalización de las fechas de rebajas y la consecuente desaparición de un día fijo para el inicio de la campaña.

 

La patronal recuerda que la situación del comercio de Valladolid "sigue siendo muy difícil" ya que la mayoría de los comerciantes (54 por ciento) la califican de forma negativa mientras "apenas un diez por ciento" la valora y un 36 por ciento considera la situación "normal o regular".

 

"Las ventas en el comercio no terminan de recuperarse y el estancamiento del consumo privado se mantiene sobre todo en Castilla y León y en particular en Valladolid", reitera Avadeco antes de criticar el "aumento notable" en los últimos años de la "competencia desleal", aspecto que la Junta, a su juicio, debería vigilar.