Los comerciantes confían en recuperar ventas durante las rebajas de verano que comienzan este lunes

Los comerciantes de Valladolid, tras una campaña marcada por el tiempo adverso, confían en un incremento de las ventas durante las rebajas de verano iniciadas hoy, con un gasto medio por persona cifrado en unos 60 euros.

Esa es al menos la estimación de la Asociación Vallisoletana de Comerciantes (Avadeco) basada en la llegada del buen tiempo que parece haber animado al consumidor, sobre todo durante la última semana y en los establecimientos de equipamiento de la persona.

  

Aunque la mañana de hoy lunes ha sido tranquila, Avadeco está convencida de que a lo largo de la semana la campaña se irá animando.

  

Para los comerciantes sería un éxito aumentar la facturación en un momento marcado por la grave crisis y el estancamiento del consumo privado, ya que las ventas en el comercio han disminuido de forma notable en los últimos meses y un número importante de comercios se encuentran en situación límite.

 

UN ERROR ADELANTAR LAS REBAJAS

  

A pesar de la liberalización de las fechas de rebajas, los comerciantes apuestan por el día 1 de julio como fecha más apropiada. Desde Avadeco se considera que liberalizar las fechas de rebajas ha sido un gran error, algo que no ocurre en la mayoría de los países de nuestro entorno, pues algunos comercios adelantaron una semana las rebajas por el efecto de las cadenas que se adelantan.

  

El 70% de los comerciantes fija sus expectativas en tener unas rebajas aceptables que permitan durante estos dos meses sacar el stock que aún se almacena en los establecimientos, lo que generará liquidez y posibilitará afrontar la campaña de otoño-invierno.

  

En Valladolid las rebajas de verano tienen menos importancia que las de invierno, donde la facturación se duplica. Pese a ello, para muchos comerciantes las rebajas representan "la tabla donde agarrarse y generar más actividad en sus tiendas", en especial los comercios de textil, calzado, deportes, baño o perfumerías, aprovechando el tirón de la extra de julio, según Avadeco.

 

DESCUENTOS DE HASTA EL 30%

  

La asociación recuerda que los márgenes comerciales siguen bajando y los precios son muy atractivos para los compradores, con descuentos del 30% en muchos casos en productos de primera calidad.

  

El sector textil sigue siendo el gran animador de las rebajas. La población con edades entre 18 y 30 años son los más tempraneros, mientras las personas de mayor edad suelen realizar una compra más tranquila.

  

Lo mismo ocurre por zonas comerciales, ya que primero se acude a las  tiendas más céntricas y luego se va extendiendo la demanda. Sectores como el calzado o deporte también tiene notable atracción para el consumidor. Los sectores relacionados con el equipamiento de hogar se van sumando en los próximos días.

  

Sin embargo, los comerciantes se quejan de la confusión que genera la no existencia de un día fijo, que afecta no sólo a los comercios sino a los propios clientes que se encuentran desorientados, a lo que suman la excesiva duración de las rebajas, en Valladolid prácticamente hasta después de ferias.