Los ciudadanos valoran con un 6,82 el sistema sanitario de Comunidad, por encima del 6,57 de España

Los ciudadanos de Castilla y León han valorado con un 6,82 el sistema sanitario de la Comunidad, una nota superior al 6,57 de nota media que obtiene la Sanidad en el conjunto de España.

Castilla y León se sitúa entre las autonomías que mejores resultados obtiene, con una nota que supera a la nacional en 33 de los 37 parámetros analizados en Atención Primaria, Especializada y hospitalización.


Además, esta puntuación refleja que más del 85 por ciento de los ciudadanos de la región manifiesta, en mayor o menor grado, su satisfacción percibida por la actividad sanitaria que reciben en la Comunidad. De hecho, Castilla y León se sitúa en tercer lugar de entre las comunidades autónomas pluriprovinciales en cuanto a la nota obtenida, por detrás de Aragón y el País Vasco mientras que otras cuatro comunidades españolas, pero de carácter uniprovincial --Asturias, Cantabria, La Rioja y Navarra--, obtienen valores más altos.

La nota obtenida, idéntica a la de 2009, se sitúa por debajo de la logrado en 2010 y 2011 --7,01 y 7,06 respectivamente, pero por encima de la lograda en los ejercicios comprendidos entre 2004 y 2008. Precisamente, esta serie histórica coinciden con la gestión sanitaria de la Junta de Castilla y León tras la adopción de las competencias en 2002, respecto a lo cual sólo en torno al 17 por ciento de los encuestados cree que los servicios sanitarios han empeorado desde que son gestionados por las autonomías.

Así, casi el 84 por ciento de los usuarios cree que, en los últimos cinco años la Atención Primaria en Castilla y León "ha mejorado o sigue igual"; el porcentaje de los que tiene esta misma opinión pero sobre las consultas de Atención Especializada llega casi al 86 por ciento; en lo referido a la atención hospitalaria, cuatro de cada cinco personas encuestadas valora mejoría o continuidad; en las urgencias, el porcentaje es de 73,1 por ciento, y, por último, la hospitalización a domicilio es calificada como "mejor o igual" por algo más del 43 por ciento de los castellanoleoneses pero, con un porcentaje de 'no sabe/no contesta' al respecto que supera a la mitad de los preguntados.

SATISFACCIÓN

Ante estos datos, el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, ha calificado de "razonables" las notas y ha mostrado su "satisfacción" por alcanzar tal grado de aceptación ciudadana "en un momento de dificultad económica en el que se ha hablado mucho de recortes".

El barómetro de la sanidad española en 2012 ha entrevistado para su realización, en tres oleadas, a un total de 2.600 ciudadanos, de los que en torno a 420 lo han hecho en Castilla y León. De forma general, la sanidad ocupa el segundo lugar en cuanto a las áreas de mayor interés de la sociedad española, tras el trabajo, con un porcentaje del 25,2 por ciento de las personas que indican su carácter prioritario, dato que en Castilla y León es del 28,36 por ciento, cuatro puntos menos que en 2011.

Asimismo, el barómetro 2012 indica que casi tres de cada cuatro personas consultadas en la Comunidad indican que el sistema sanitario funciona "bastante bien" o "bien, pero necesita cambios", frente al 22,9 por ciento que estima que "necesita cambios fundamentales" y el 4,29 por ciento que considera que hay que "rehacerlo".

En cuanto a las preferencias de los ciudadanos en Castilla y León, algo más del 73 por ciento se decantaría por lo público en Atención Primaria frente al 64,36 por ciento de media nacional; el 59,25 lo haría lo mismo en el caso de la Especializada (50,09% de preferencia en el conjunto del Sistema Nacional de Salud); el 72,14 por ciento prefiere ser hospitalizado en un centro asistencial de Sacyl (60,67%), y el 72,6 por ciento se decanta por el uso de las urgencias públicas (60,1% para el conjunto de las comunidades autónomas españolas).

La satisfacción que reflejan los usuarios del sistema de salud castellanoleonés en esos mismos ámbitos asistenciales también supera la media nacional y, así, los habitantes de la Comunidad puntúan con un 7,59 la Atención Primaria (7,3 de media nacional); con un 7,12 la Atención Especializada (6,83); las urgencias obtienen una valoración de 6,45 (6,08 para el conjunto de las comunidades autónomas), y en lo referente a los ingresos y la asistencia hospitalarios, la nota de Castilla y León es de 7,06 (7,14).

TECNOLOGÍA Y MEDIOS

En cuanto a los motivos que llevan a los usuarios a elegir los servicios sanitarios públicos, en Castilla y León, éstos son la tecnología y los medios disponibles (casi el 81% de los encuestados referencia esta causa); la capacitación de los médicos y de las enfermeras (el 64,51% y el 64,03% respectivamente); información recibida sobre su problema de salud (48,33 %); el trato personal recibido (45,72%); el confort de las instalaciones (casi el 40%); y la rapidez en la atención (32,12%).

En Primaria, la atención recibida es valorada como "buena" o "muy buena" por más del 91 por ciento de los pacientes mientras que en urgencias casi de cada siete usuarios considera que fue atendido con "mucha o bastante rapidez", con una valoración que hace de esta atención como "muy buena" o "buena" en el casi 82 por ciento de los consultados.

En el ámbito de la Atención Especializada, los datos reflejan que cuatro de cada cinco personas valoran las consultas con el especialista como "muy buenas" o "buenas".