Los ciclistas de Valladolid, más protegidos por 54 nuevos carteles en 29 carreteras de la provincia

Imagen de uno de los 54 carteles de prevención ciclista instalados por la Junta de Castilla y León. TRIBUNA

Los carteles pretenden prevenir y evitar los accidentes de tráfico que se producen en las carreteras y en los que se ven afectados los usuarios de bicicletas. El coste ha sido de más de 26.000 euros.

El delegado territorial de la Junta, Pablo Trillo, ha presentado los carteles de precaución por circulación de ciclistas que la Junta de Castilla y León ha instalado en 54 puntos de 29 carreteras de la Red Autonómica en la provincia de Valladolid, con el objeto de proteger la seguridad de los ciclistas en las vías que registran un mayor tránsito de usuarios de bicicletas.

 

El acto se ha celebrado junto a uno de los puntos elegido, en la carretera VA-900 de Valladolid a Fuensaldaña, a la altura de la urbanización Fuente Berrocal, y en él han participado Jesús Nieto, delegado de la Federación de Ciclismo; Rosa Bravo, ciclista olímpica vallisoletana campeona de España; José Luis Santamaría, corredor profesional, y un grupo de ciclistas usuarios habituales de esta ruta.

 

Los carteles advierten a los conductores de que están circulando por vías especialmente transitadas por ciclistas y con ellos se pretende prevenir y evitar los accidentes de tráfico que se producen en las carreteras y en los que se ven afectados los usuarios de bicicletas. Aunque es más alta la cifra de accidentes en vías urbanas, es en las interurbanas donde el número de fallecidos en accidente es bastante mayor, con un número total de 36 víctimas en España el año pasado, según datos de la DGT.

 

En la provincia de Valladolid, el Servicio Territorial de Fomento ha instalado 54 carteles en 29 carreteras de titularidad autonómica que contienen la leyenda: “Atención. Carretera frecuentada por ciclistas. Circule con precaución”. Los carteles tienen unas dimensiones de 1.450 x 950 milímetros e incluyen también la señal correspondiente a los ciclistas y un croquis sobre las distancias de separación de 1,5 metros que deben respetar los conductores en el adelantamiento a ciclistas. El coste total de la instalación de estas señales en la provincia de Valladolid supera los 26.000 euros.

 

El criterio seguido para la ubicación de los carteles ha sido el de municipios de más de 10.000 habitantes con presencia frecuente de ciclistas, así como en carreteras con intensidades de tráfico mayor de 1.000 vehículos/día.

 

Esta actuación entra dentro de las acciones del Plan Regional sectorial de Carreteras 2008-2020 de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta. Teniendo en cuenta que la red de carreteras de la Comunidad es la más extensa de España, la planificación es fundamental para que Castilla y León cuente con carreteras más modernas y más seguras en materia de seguridad vial.