Los Chicos del Coro volverán a encandilar al público en junio

Vuelve a Valladolid esta famosa coral, esta vez para celebrar una década encima de escenarios internacionales. El Auditorio Miguel Delibes será el encargado de acoger a estos “Chicos del Coro” el 15 de junio. 

Ochenta jóvenes de entre diez y quince años forman uno de los coros más conocidos a nivel mundial, tras el éxito de la película del director Christopher Barratier. Esta vez, su repertorio constará de obras que han sido representadas en el cine, además de una parte dedicada a la música religiosa.

 

Por otro lado, el centro San Juan de Dios, que celebrará esa misma fecha el Día de la Familia, compartirá con ellos una jornada donde compartirán paella a medio día. También cantarán dos canciones junto a la Escolanía de Puericantores de la Enseñanza.

 

Así podrán convivir con chicos de su edad, con los quienes compartirán su afición por la música y pasarán un día entretenido en la ciudad.

 

CANTANDO DESDE 1986

 

El coro infantil de Saint-Marc nace de la mano de Nicolás Porte, que sigue al mando del mismo desde entonces, dirigiendo a unos ochenta niños que además son alumnos de secundaria del colegio Saint-Marc de Lyon. Concretamente, Los Chicos del Coro forman parte de la Escolanía de la Basílica de Nôtre Dame de Fourvière desde 1995.

 

Fue a raíz de la película cuando comenzaron a despertar curiosidad internacional y comenzaron a dar conciertos en diferentes países. Allí donde van son acogidos con una gran expectación debido a la calidad de las voces que formal este coro. Con un variado repertorio, tanto religioso como profano, agotan las entradas allí donde van.

 

Pero todo esto cuenta con la ayuda de un gran director, Porte, que estudió música en el conservatorio de Lyon y que además de cantar y prepararse con profesores de la talla del tenor búlgaro Boyan Stoilov,  tiene estudios de piano y ha perfeccionado el arte de la dirección con especialistas de la República Checa, Rusia e Inglaterra.

 

En 1995 pasó a ser Maestro de la Capilla de la Basílica de Fourvière y es el presidente de la Unión Regional Rhône Alpes de Jóvenes Cantores y vicepresidente de la Federación Francesa de Jóvenes Cantores. Ha recibido la Medalla de la Música de manos del Grupo París-Lyon y ha participado en programas dedicados a promocionar diversos coros infantiles.