Los cazadores-recolectores de la Edad de Hielo fabricaban ollas de cerámica para cocinar pescado

(Esta noticia está embargada hasta las 19.00 horas)


MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

Los cazadores-recolectores que vivían en condiciones glaciales fabricaron ollas para cocinar pescado, según las conclusiones de un nuevo estudio liderado por la Universidad de York (Reino Unido) publicado en 'Nature', que reporta evidencia directa de la utilización de recipientes de cerámica.

Científicos de Reino Unido, Países Bajos, Suecia y Japón realizaron un análisis químico de los residuos de alimentos en cerámica de hace 15.000 años, del período glacial tardío, la cerámica más antigua hasta ahora investigada.

El equipo de investigación fue capaz de determinar el uso por parte de cazadores-recolectores de una serie de vasijas de cerámica "Jomon" a través del análisis químico de compuestos orgánicos extraídos de los depósitos superficiales calcinados.

Las muestras analizadas son algunas de las primeras que se han encontrado en Japón, un país reconocido como uno de los primeros centros de innovación cerámica, y danta del final del Pleistoceno tardío, una época en la que los humanos se estaban ajustando a los cambios climáticos y los nuevos entornos.

Hasta hace muy poco las tecnologías de contenedores de cerámica se han asociado con la llegada de la agricultura, pero ahora sabemos que eran desde hace mucho antes, con la adaptación de los cazadores-recolectores, aunque las razones de su surgimiento y posterior adopción a gran escala son poco conocidas.

Los primeros recipientes de cerámica deben haber proporcionado a los prehistóricos cazadores-recolectores atractivas nuevas formas de procesamiento y consumo de alimentos, pero hasta ahora prácticamente no se sabía nada cómo o por qué se utilizaron las primeras ollas.

Los científicos recuperaron lípidos de diagnóstico de los depósitos carbonizados de la superficie de la cerámica con la mayoría de los compuestos derivados de la transformación de agua dulce o los organismos marinos. Datos de isótopos estables apoyan la evidencia de lípidos y sugieren que la mayoría de los 101 depósitos carbonizados, analizados a lo largo de todo Japón, derivaron de alimentos acuáticos de altos niveles tróficos.

El doctor Oliver Craig, del Departamento de Arqueología y director del Centro de Investigación BIOARCH en York, que dirigió la investigación, explicó: "Los recolectores utilizaron por primera vez la cerámica como una estrategia revolucionaria para el procesamiento de peces marinos y de agua dulce, pero quizás lo más interesante es que esta adaptación fundamental surgió a lo largo de un periodo de cambio climático severo".

"La fiabilidad y la alta abundancia de alimentos a lo largo de las costas y riberas de los ríos puede perfectamente haber dado el impulso inicial a una inversión en la producción de envases de cerámica, quizás para aprovechar al máximo el exceso de oferta de temporada o como parte de elaborados banquetes de celebración y podría estar vinculado a una reducción de la movilidad", agregó este experto.

Esta fase inicial de producción de cerámica probablemente allanó el camino para una mayor intensificación en el clima más cálido del Holoceno, cuando vemos mucha más cerámica en diversos sitios japoneses. "Esto abre el camino para un mayor estudio de la cerámica de los cazadores-recolectores en períodos posteriores y aclarar el desarrollo de lo que era una tecnología revolucionaria", concluye.