Los cazadores auguran una buena media veda de codorniz en el norte

El presidente de la Federación Regional de Caza, Santiago Iturmendi, ha augurado una buena temporada de la media veda, periodo que se iniciará el 15 de agosto para la caza menor, con "abundancia" de codorniz en el norte. En el sur, menos porque la cosecha fue hace tiempo. 

Según ha precisado Iturmendi, las perspectivas de la media veda a finales del mes de julio eran de "muchísima cordorniz" desde el reconocimiento, además, de que "hacía tiempo" que no se veían tantos animales de esta especie en Castilla y León.

Dicho esto, ha advertido de que las "superlunas" de los meses de julio y agosto han podido influir en el movimiento de estas pequeñas gallináceas en sus movimientos nómadas en busca de comida, si bien ha insistido en su convencimiento de que en el norte de la Comunidad habrá abundancia de cordoniz.

"Las codornices van a estar donde siempre han estado", ha resumido Iturmendi, quien ha reconocido que en provincias como Valladolid, Segovia y Ávila donde se cosechó hace tiempo y donde se han avanzado muchas tareas de labor, como el pasado del cultivo, será "dificilísimo" capturar perdices, animales con poca defensa que buscan precisamente la cobertura del terreno y cierto grado de humedad.

Así, ha admitido que los cazadores del sur de Castilla y León estarán "condenados" a perchas "muy pequeñas", como ocurre todos los años en los que no se retrasa mucho la cosecha.

Santiago Iturmendi ha explicado también que la provincia de Salamanca "se libra" por el tema de la paloma ya que la media veda en este caso comienza el día 23.

En concreto, la fecha hábil de la media veda se retrasa para la tórtola común y para la paloma torcaz hasta el 23 de agosto con un cupo de 30 codornices y de ocho tórtolas. La Resolución de la Dirección General del Medio Natural ha establecido un total de 15 días hábiles para Salamanca y Zamora, 20 para Segovia y 19 para el resto de provincias.

En el mismo sentido se ha pronunciado el director general de Medio Natural, José Ángel Arranz, que ha compartido que este año se espera "un buen año" de codorniz en una media veda que se prolongará hasta el 14 de septiembre y en la que se pondrá una campaña con la participación de más de 900 agentes medioambientales que prevén realizar unos 4.000 controles a los cazadores, fundamentalmente en la primeras jornadas de caza, para recabar información detallada sobre las perchas y pulsar así la realidad de la media veda en Castilla y León.
 

Noticias relacionadas