Los buzos recuperan el cadáver del gallego Lucas José Mayo del interior del 'Santa Ana'

Buzo en el rescate del barco 'Santa Ana' en el Cabo Peñas

Los buzos de la Guardia Civil que están trabajando en las labores de rescate del pesquero 'Santa Ana', frente al Cabo Peñas, han recuperado el cuerpo de Lucas José Mayo, natural de Muros.

El cuerpo, que fue identificado a los pocos minutos de ser descubierto, será trasladado a las instalaciones de la Autoridad Portuaria de Avilés, en donde se encuentran desde el pasado lunes familiares y amigos de los seis desaparecidos en el hundimiento del pesquero.

González ha explicado que el cuerpo de los marineros se encontraba en los camarotes, donde la unidad de rescate pensaba que se encontrarían los seis desaparecidos, bajo la hipótesis de que en el momento del choque estaban durmiendo. Durante el día de hoy se sucederán las inmersiones y la búsqueda a bordo del buque. Se cree que todos los cuerpos estén en la misma zona.

El capitán de la Guardia Civil ha explicado que la operación está siendo "compleja" y que implica a 30 buzos que se dividen en grupos formados por cuatro personas para participar en las inmersiones para facilitar el acceso y buscar a los marineros desaparecidos. Además se mantiene la búsqueda en superficie.

EL RESCATE

La operación de rescate se ha planteado de una manera diferente a lo previsto en el día de ayer. La primera opción era sumergirse a 25 metros y ascender otros 10 para entrar por el acceso del barco. Sin embargo se encontraron "muchas dificultades", al haber una red que bloqueaba la entrada y numerosos muebles y enseres que dificultaban el acceso de los buzos.

Por ello se decidió acceder por una escotilla ubicada cerca de proa, detrás del puente de gobierno y próxima a donde se guardan las redes de pesca. Suele estar cerradas desde el interior de la embarcación, pero han podido abrirla desde el exterior. Así han accedido al interior del 'Santa Ana' y llegado hasta el cuerpo de Lucas José Mayo.

El 'Santa Ana' chocó contra la costa en la noche del domingo al lunes y se hundió en una zona muy complicada. Hubo un superviviente y dos personas fallecidas. Aún se busca al portugués Víctor José Farinhas, a los indonesios Suherman y Wasito y al asturiano Marcos del Agua Chacón, alumno en prácticas de la Escuela Náutica de Gijón.