Los bulos sobre Facebook: Pegar y compartir esa declaración sobre las fotos no sirve de nada

Otra vez la Policía lo ha tenido que decir alto y claro. Ni Facebook va a ser de pago ni por pegar un mensaje en el muro y compartirlo cambiará la privacidad que hayas establecido y los derechos sobre tus fotos.

El mensaje no es nuevo, aunque cada vez que aparece actualiza su texto. Supuestamente, el Canal 11 -no se sabe de qué país- ha alertado de que Facebook cambia su política de privacidad, y será de pago. En teoría, el pasado 23 de junio iba a tener lugar esta modificación. Sin embargo, ni Facebook ha cambiado su política ni la declaración tiene poder alguno sobre lo que determine Facebook en la red social. Y tampoco, a 1 de julio, tenemos que pagar por usarlo.

 

Lo primero que hay que tener claro es que Facebook, en su política de privacidad, deja claro que "eres el propietario de todo el contenido y la información que publicas en Facebook y puedes controlar cómo se comparte a través de la configuración de la privacidad y de las aplicaciones". Es decir, si quieres tener control sobre lo que compartes con otros contactos, por ejemplo, imágenes o vídeos, acude a la configuración de privacidad de tu cuenta.

 

La recomendación es mantener el perfil con una configuración privada, porque limitas quién accede a lo que compartes. En este caso, y respecto a Facebook, el usuario "otorga una licencia no exclusiva, transferible, con posibilidad de ser subotorgada, libre de regalías y aplicable globalmente para utilizar cualquier contenido de IP que publiques en Facebook o en conexión con Facebook (licencia de Propiedad Intelectual)".

 

La licencia de propiedad intelectual, como explica la red social, solo termina cuando el usuario elimina dicho contenido -siempre que no lo mantenga en su perfil otro contacto- o elimina su cuenta. Por otra parte, en el caso de una cuenta pública, la situación es distinta. Como expone Facebook, el usuario "permite que todos, incluidas las personas que son ajenas a Facebook, accedan y usen dicha información y la asocien a él (por ejemplo, tu nombre y foto del perfil)".

 

Respecto a si el servicio es de pago, no, no lo es. Pero esto tiene una explicación: la publicidad. Facebook ofrece "anuncios y otro contenido comercial o patrocinado", según explica, para mejorar la experiencia de usuario y ofrecer contenido de interés o utilidad.

 

De nuevo, la configuración de privacidad es importante. Primero, porque por el simple hecho de usar la red social, el usuario "concede permiso para usar su nombre, foto del perfil, contenido e información en relación con contenido comercial, patrocinado o relacionado (como una marca que le guste)". La privacidad que hayas establecido determinará los límites. Por otra parte, la red social dice que "no proporcionamos tu contenido o información a anunciantes sin tu consentimiento", un motivo más para no dejar de lado la configuración de nuestra cuenta.