Los buitres matan en Muñogalindo a un ternero de una semana de vida

Ternero muerto por el ataque de los buitres en Muñogalindo

La misma ganadería fue atacada el pasado año, pero el titular llegó a tiempo y pudo ahuyentar los buitres antes de que mataran a otro ternero.

El pasado viernes, el ganadero de Muñogalindo Eugenio Barroso, inspeccionó a primera hora, como todos los días, su ganadería de vacuno de extensivo, ubicada junto a la localidad de Salobralejo, en el término municipal de Muñogalindo. Todo estaba bien y todas las reses sanas. Sin embargo, a medio día observó sobre la zona un gran número de buitres, y cuando se personó en el lugar comprobó que los buitres habían matado un ternero, completamente sano, de una semana de vida. Incluso las propias vacas adultas estaban arrinconadas, totalmente atemorizadas.

 

Se da la circunstancia de que el pasado año, por estas fechas, también los buitres habían intentado matar a otro ternero de la explotación, pero el ganadero llegó a tiempo para que no le mataran.

 

Eugenio ha dado el correspondiente parte de denuncia a la Guardia Civil y también a la guardería ambiental de la Junta de Castilla y León, sin que hasta el día de hoy esta le haya proporcionado copia del acta de visita.

 

UCCL-Ávila considera lamentable que la Junta de Castilla y León siga negando la evidencia de que los buitres matan a los animales, "solamente para ahorrarse el pago de los expedientes de reclamación en exigencia de responsabilidad patrimonial realizados por parte de los ganaderos".