Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

Los buitres matan a una vaca pariendo y a su cría en Santa Cruz de Pinares

El ataque se ha producido hoy al mediodía cuando una banda de buitres ha atacado a una vaca de parto en el paraje conocido como “Horno Nuevo”, en el término municipal de Santa Cruz de Pinares.

Se trataba de una vaca cruzada de raza limousin, de siete años de edad, completamente sana, que el ganadero Jesús Pérez Muñoz había adquirido en el mes de junio del pasado año a otro ganadero de Zamora.

 

Como todas las mañanas, el ganadero, al acudir a inspeccionar el ganado comprobó como varios buitres estaban comiéndose viva a la vaca de parto, y a la cría, la cual estaba alumbrando. La cría ya estaba muerta, pero la vaca no, aunque los buitres ya se habían comido un ojo y algo de la parte trasera e incluso parte de la ubre.

 

Son muchas las denuncias que ya se han efectuado en esta provincia por el ataque de los buitres a animales de parto, en especial vacuno, ya que los buitres aprovechan la circunstancia de que la madre no se puede levantar, con lo que se somete a la cría y a la madre a una muerte atroz.

 

Desde UCCL califican como "cicatera y desvergonzada la actitud de la Junta de Castilla y León al negar la evidencia de que los animales vivos pueden ser devorados por los buitres, sin que se encuentren enfermos, en circunstancias como la del parto del vacuno". Es sabido que en los partos los animales recién nacidos están completamente indefensos, incluso a veces sin tener la defensa de la madre, que debido al esfuerzo del parto puede que incluso no se pueda levantar, en cuyo caso es también devorada, como en el caso de hoy. Es más, si el parto dura varios minutos, como es lo habitual, los buitres se van comiendo a los dos animales animal sin terminar de alumbrar. "Esta actitud tan cicatera de la Junta no trata más que de evitar así no tener que indemnizar a los ganaderos al no poder considerarlo como un daño con responsabilidad patrimonial. Nada más lejos de la realidad".

 

Para esta organización agraria "los distintos órganos legislativos nacionales y comunitarios se publica una ingente normativa de requisitos que han de cumplir los ganaderos en relación al bienestar animal, pero sin embargo obvian el martirio al someten los buitres a los animales que devoran vivos, todo ello causado por una normativa perversa en cuanto a la destrucción de animales, causado a su vez por otra normativa no menos perversa de la Unión Europea que permitió la alimentación de animales con restos de otros animales".