Los brasileños echan la culpa de su derrota en el Mundial a... Mick Jagger

Mike Jagger

Mick Jagger ha sido señalado por la televisión brasileña como el gafe causante de la humillación de la selección de Brasil ante Alemania por 7 goles a 1 en el partido de semifinales de la Copa del Mundo de fútbol.

Así las cosas, el líder de los Rolling Stones ha recibido calificativos como 'The Angel of Doom' (el ángel de la fatalidad) y 'The biggest jinx in history' (el mayor gafe de la historia), después de haber asistido como público al partido.

 

Y es que allí donde aparece Jagger para apoyar a 'sus equipos' se produce una derrota brutal. La racha comenzó en el Mundial de 2010 cuando asistió para ver a la selección de Inglaterra perder por 4 goles a 1 ante Alemania.

 

Después, contempló la derrota de Estados Unidos por 1 a 2 frente a Ghana (en compañía de Bill Clinton). Su fama de cenizo aumentó tras ver perder a Brasil por 1 a 2 frente a Holanda, partido al que asistió luciendo una camiseta brasileña.

 

En este Mundial, Jagger puso un mensaje en Twitter deseando buena suerte a Inglaterra frente a Italia, pero no sirvió de nada, pues su selección perdió por 2 goles a 1.

 

No conforme con esto, dijo durante un concierto en mayo en Rock in Rio Lisboa que Portugal iba a ganar este Mundial. Pero la selección lusa quedó fuera de la competición en la primera fase.

 

Yendo aún más allá, el cantante dijo en Roma que Italia se clasificaría para cuartos de final venciendo a Uruguay. Pero eso no sucedió, y la selección italiana perdió por 1 gol a 0, quedando eliminada.

 

En el partido del martes entre Alemania y Brasil, Jagger fue acompañado por su hijo Lucas, de 15 años y brasileño, en un último giro de esta historia de fatalidades encadenadas. Luciana Gimenez, la madre de Lucas, ha defendido a Jagger públicamente: "Él está sufriendo cyber-bullying, y le pido a la gente que piense antes de decir ciertas cosas".