Los bomberos de Valladolid recuperan su autoescala y cuentan con dos nuevas autobombas

Los camiones fueron presentados en la Plaza Mayor. A.MINGUEZA
Ver album

Se trata de los primeros vehículos antiincendios Magirus con doble cabina de alta seguridad que llegan a España. La inversión total asciende a 982.036 euros.

AUTOESCALA

 

La reparación y mejora de la autoescala del S.E.I.S. y P.C. con motivo del accidente que sufrió el 22 de noviembre de 2013, -que tiene garantía de un año-, ha supuesto un gran paso en la actualización de este tipo de medios, pues las autoescalas con que se ha estado interviniendo desde entonces tienen 17 y 28 años de antigüedad respectivamente.

 

El elemento reparado se adquirió el 28 de octubre de 2010 por un importe de 650.000 euros. La adquisición de una similar en la actualidad rondaría los 850.000 euros. La reparación, adjudicada a ITURRI S.A. mediante el correspondiente procedimiento abierto ha tenido un coste de 423.379 euros, IVA incluido.

 

Se ha aprovechado la reparación para introducir importantes mejoras como la sustitución de la cesta de la escalera, con mayor capacidad de carga, puntos de anclaje para evitar caídas, otro para ubicar la camilla de rescate de forma más segura y una camilla rígida más ergonómica.

 

Además, se han incorporado un equipo con cámara para maniobras de marcha atrás, fijaciones, anclajes y nuevos armarios para ubicar los materiales así como una nueva rotulación y señalización más visible y segura en condiciones de baja visibilidad.

 

Los bomberos de Valladolid ponen en servicio dos nuevas autobombas, los primeros vehículos antiincendios Magirus con doble cabina de alta seguridad que llegan a España, y recuperan su autoescala, dañada en un accidente en noviembre de 2013.

 

El Ayuntamiento ha invertido en total 982.036 euros en la adquisición de estas autobombas y la reparación de la autoescala del Servicio de Extinción de Incendios, medios que fueron presentados oficialmente en un acto en la Plaza Mayor este miércoles.

 

Desde el Consistorio se agradeció la presencia en la presentación de los nuevos vehículos de representantes de Iveco Magirus, -la división de vehículos de extinción de incendios y protección civil del grupo CNH Industrial-, Alejandro Martínez, director de Magirus para España e Hispanoamérica y Ana Montenegro Gaite, directora de comunicación y relaciones institucionales de CNH Industrial España, grupo que integran  Magirus, Iveco, o Iveco Bus.

 

Alejandro Martínez destacó su satisfacción por el hecho de que Valladolid sea la primera ciudad de España que ponga en servicio estos innovadores camiones, “por las estrechas vinculaciones entre la marca y esta capital”. “Con estas nuevas incorporaciones a su flota, los bomberos de Valladolid disponen de los vehículos contraincencios más avanzados que hay actualmente en el mercado”, afirmó.

 

AUTOBOMBAS

 

La existencia de dos parques de bomberos en Valladolid, que dan servicio a dos zonas distintas, obliga a adquirir por duplicado los elementos básicos de lucha contra incendios, rescate y salvamento para garantizar una respuesta lo más rápida posible.

 

Los actuales vehículos autobomba urbana del S.E.I.S. y P.C. del Ayuntamiento de Valladolid tenían una antigüedad media superior a los 20 años, (BUP-3, de 30/07/1993 y BUP-9, de 25/02/1994, ambos averiados, causarán baja definitiva, además de los vehículos BUP-11, de 24/01/2000 y BUP-17, de 13/06/1991) lo que obviamente, aconsejaba su renovación. 

 

La normativa española no establece límite de antigüedad en estos casos, al contrario que otros países europeos como Alemania, por ejemplo, que la limita a 10 años, pero, según señaló el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, “el sentido común y el principio de precaución y de seguridad deben imponerse y limitar la actividad de los vehículos más obsoletos, reservándolos en todo caso para sustituir a los nuevos en casos de averías, o durante operaciones de mantenimiento”.

 

Los nuevos vehículos tienen elevada potencia, los más modernos sistemas de seguridad y están equipados con una cisterna con capacidad para 2.500 litros de agua y una bomba hidráulica Magirus de extinción, que permite disponer de un caudal de hasta 3.000 litros por minuto a baja presión y 400 litros por minuto a alta presión.

 

Cuentan con líneas de impulsión y aspiración de agua y espuma extintora, herramientas, útiles y maquinaria de rescate, equipos generadores, motoventiladores y de protección individual (respiratoria, ignífugos, etc).

 

Noticias relacionadas