Los Bomberos de Valladolid aportan su gota a la campaña de donación de sangre

Durante estos días se ha intensificado dicha campaña en Castilla y León, ya que hace falta del tipo A+.

REQUISITOS PARA DONAR:

 

Tener buen estado de salud.
Tener entre 18 y 65 años de edad.
Pesar más de 50 kilos.
Tener valores de presión arterial dentro de los límites que se consideran adecuados.
No presentar fiebre o haber padecido alguna enfermedad en los últimos 7 días.
Haber desayunado.

Lo suyo es que normalmente apaguen fuegos, ayuden a gente en peligro o echen una mano en cualquier situación de emergencia, pero este jueves la tarea era completamente diferente para todos los Bomberos de Castilla y León y, por ende, para los de Valladolid. Era un día marcado en rojo en el calendario por una simple razón; tocaba donar sangre.

 

Bajo el lema 'Una sola letra lo cambia todo VivirÁ+. Dona Sangre', todos los Bomberos de la región se dieron cita en los diferentes puntos de las nueve provincias, pero en Valladolid el punto estaba bien marcado; la céntrica Plaza de Zorrilla.

 

“En principio la idea era haberlo hecho para dentro de unos meses, pero nos dijeron que era bastante necesario hacerlo ahora en verano y aquí estamos”, explica Raúl, uno de los que había dejado por unas horas la manguera y el camión para hacer una acción que, según él, “debería hacer la gente más a menudo”. “No cuesta nada”, continúa.

 

Efectivamente, el autobús de donación de sangre ha lucido durante toda la mañana de este jueves junto a la entrada del Campo Grande situada en la Plaza Zorrilla. Por supuesto, no fue Raúl el único que se acercó al lugar para ayudar poner su gotita por la labor. Unos diez Bomberos en total demostraron que lo suyo no es solo apagar fuegos, de manera que después de cinco horas de labor, unos cincuenta vallisoletanos habían subido y bajado del enorme autocar.

 

 

“La verdad es que nos ha pillado un poco por sorpresa por la idea que teníamos de donar en unos pocos meses, con todo un poco más organizado. A más de uno le ha cogido de vacaciones, pero lo importante es que venga y done sangre quien pueda, sigue Raúl. Su compañero Julio no se queda atrás. “Aunque sea cuatro, sangre no sobra nunca”. En estos momentos, de la que más necesidad hay es de A+.

 

“Llevamos quince o veinte días bajo mínimos de A+”, confirma Nicolás Patino, voluntario que se peleó durante las cinco horas al sol para convencer a más de uno para que se subiera al autobús. “Del resto de grupos andamos algo mejor, pero ninguno sobra. En la Comunidad se consumen al día unas 450 bolsas de sangre, estamos con lo justito. Habría que sacar más”.

 

En toda Castilla y León esta campaña especial se esta desarrollando en distintos hospitales y centros de salud, así como en el propio centro de Hemoterapia y Hemodonación de la Comunidad, situado en Valladolid, además de en las diferentes unidades móviles de donación que se instalarán a tal efecto. También en la capital se podrá encontrar el autobús en diferentes puntos de la ciudad como la Plaza de la Universidad, San Pablo o Juan de Austria.

 

“Se trata de un sencillo gesto que en el caso de cada donación podría ayudar a salvar la vida a tres personas”, confirma Nicolás. Imposible hacer más con menos.

Raúl, del cuerpo de Bomberos de Valladolid, en el momento de la donación de sangre. JUAN POSTIGO
Ver album