Los Bomberos de Valladolid acuden a un kebab de Cantarranas tras un desprendimiento del techo

El kebab de la calle Macías Picavea de Valladolid, en el momento de cerrar. CÉSAR R. CABRILLO

Ocurrió pasada la medianoche del sábado al domingo y no hubo heridos. El dueño del establecimiento, cerrado de manera indefinida, asegura que se trata de un problema de goteras.

El cielo se cayó casi literalmente sobre la cabeza de los dueños del establecimiento de comida rápida, un kebab, en la calle Macías Picavea de Valladolid en la medianoche del sábado al domingo. Un desprendimiento del techo, no especialmente aparatoso pero sí bastante considerable, dio el susto de la jornada y obligó a cerrar de manera inmediata el local, aunque por fortuna no hubo que lamentar heridos de ningún tipo.

 

Los propios dueños –cabe recordar que se trata de una zona de fiesta y la calle se encontraba bastante poblada en ese momento- aseguraron a la Policía Municipal y a los Bomberos trasladados al lugar que en ese momento no se encontraba ningún cliente en el establecimiento, además de incidir en que venían arrastrando problemas de goteras desde hace varios días y de los que no se había hecho cargo la comunidad.

 

La cuestión es que entre tanto tumulto la calle quedó cortada por la presencia de los coches de la autoridad, al tratarse de una vía de un solo carril, y cientos de jóvenes se agolparon a las puertas de un establecimiento clásico y bastante transitado en las noches de Valladolid.

 

“El local quedó cerrado tras las explicaciones de los dueños y hasta ahí se llegó”, aseguran fuentes de la Policía Municipal, dando a entender que el incidente, a pesar del jaleo, no fue ni mucho menos preocupante. “No hay ningún tipo de daño personal. Fueron los Bomberos, vieron que no hubo mayores incidencias y se cerró el local”.

 

Y ahí está la mala noticia para los amantes de este espacio en las largas jornadas de fiesta vallisoletanas. “Los Bomberos recomendaron lo que se suele decir en estos casos, que se cierre al público al no estar en condiciones óptimas para que esté allí gente”. ¿Por cuánto tiempo? En principio de manera indefinida, aunque no parece que vaya a ser un periodo demasiado largo.