Los bebés nacidos con alto peso pueden sufrir sobrepeso u obesidad en la edad adulta

"Algunos niños que nacen muy grandes regulan mal el azúcar inicialmente y a largo plazo se suele pensar que niños muy muy grandes tinen más riesgo de ser adultos con sobrepeso y obesidad".

Los bebés nacidos con alto peso pueden sufrir sobrepeso u obesidad en la edad adulta, según ha asegurado a Europa Press el coordinador del Comité de Nutrición de la Asociación Española de Pediatría (AEP), José Manuel Moreno Villares.

 

Este miércoles una mujer de 40 años y nacionalidad británica dió a luz en el Hospital de Denia (Alicante) a una niña de 6,20 kilogramos, convirtiéndose así en el bebé más grande alumbrado por parto natural en España.

 

Se trata de un hecho insólito que, según ha asegurado el experto, lo que más sorprende del mismo es que el parto haya sido "natural" y no por cesárea, como suelen ser la mayor parte de los nacimientos de bebés de más de 4,5 kilogramos.

 

No obstante, y a pesar del elevado peso, Moreno Villares ha asegurado que el menor no corre ningún riesgo aunque, ha matizado, va a tener menos fuerza que un niño normal. Además, es necesario realizarle un seguimiento de sus niveles de azúcar en sus primeros días de vida y, según ha insistido, va a ser más propenso a sufrir obesidad o sobrepeso en un futuro.

 

"Algunos niños que nacen muy grandes regulan mal el azúcar inicialmente y a largo plazo se suele pensar que niños muy muy grandes tinen más riesgo de ser adultos con sobrepeso y obesidad", ha comentado.

 

Dicho esto, el experto ha asegurado que si el parto no ha tenido complicaciones, el bebé sólo va a tener que llevar una alimentación saludable y realizar ejercicio físico de manera regular. "Lo mismo que tienen que hacer el resto de las personas pero con un poco más de hincapié", ha apostillado.

 

En este sentido, el especialista ha comentado que el principal motivo por el que los niños nacen con un alto peso es por un exceso de consumo de azúcar de la madre durante el embarazo o porque es diabética.

 

Ahora bien, el coordinador del Comité de Nutrición de la AEP ha matizado que este hecho puede ser también debido a la constitución genética de los padres. "Si los padres son muy grandes el tamaño del niño va a tener que ver con el tamaño de los progenitores, especialmente con el de la madre", ha zanjado.