Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Los Aznar pagarán los 9.000 euros de su clases de golf

"Sin cuestionar en su momento la buena fe de dicho empleado, el Club abonó parte de las facturas que éste les presentó por ese concepto".

La familia Aznar-Botella ha comunicado al Club de Campo que abonarán las clases de golf que supuestamente recibieron en 2001, con independencia de que la empresa mixta haya anunciado la apertura de una investigación interna para determinar si éstas lecciones se impartieron en el número que el diario 'El Mundo' señala en su edición de este miércoles, algo que ven improbable tras cotejar agendas.

  

La información del diario señala que el Ayuntamiento de la capital, a través de la empresa mixta Club de Campo, habría costeado en 2001 más de 200 clases de golf a la familia del expresidente del Gobierno por valor de algo más de 9.000 euros.

  

En un comunicado remitido por Club de Campo, la instalación deportiva explica que se ofreció al expresidente y su familia la posibilidad de recibir clases de golf a cargo de un técnico empleado de la entidad. Estas clases se impartieron "de forma esporádica" a algunos miembros de la familia, sin que la entidad tenga constancia de su número o frecuencia.

 

"ATENCIÓN DE CORTESÍA"

 

Las sesiones fueron ofrecidas por el Club de Campo como una "atención de cortesía" y, por tanto, "en ningún caso se comunicó a la Presidencia del Gobierno que esa actividad a cargo de un instructor empleado por el club debiera ser remunerada, ni mucho menos que fuera facturada de forma unilateral a la entidad por el técnico encargado como un acto privado distinto de las tareas propias de su puesto de trabajo".

  

"Sin cuestionar en su momento la buena fe de dicho empleado, el Club abonó parte de las facturas que éste les presentó por ese concepto", añade el comunicado.

 

IMPROBABILIDAD DE QUE SE IMPARTIERAN TODAS

 

Una vez consultadas las agendas de los miembros de la familia Aznar en las fechas indicadas, y ante la "improbabilidad" de que esas clases ocasionales alcanzaran el número de horas o el importe facturado que refleja en su información el periódico El Mundo, se ha abierto una investigación interna para "determinar la veracidad del contenido de esas facturas y exigir, en su caso, las responsabilidades que procedan a quien cobró esas cantidades del Club".

  

"Independientemente de que concluya dicha investigación y se determine el coste de las clases realmente impartidas, la familia Aznar ha decidido voluntariamente abonar al Club de Campo la totalidad de los importes cobrados en 2001 en concepto de supuestas clases por el empleado que presentó las facturas".