Los autónomos celebran el repunte de las ventas del comercio minorista en 2014, el primer alza en siete años

Las asociaciones de autónomos han celebrado el repunte del 1% de las ventas del comercio minorista, su primer crecimiento desde 2007, cuando se incrementaron un 2,7%, y han pronosticado un mejor comportamiento a lo largo de este año.

En concreto, el presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, ha confiado en un mejor comportamiento de las ventas y del empleo, tanto autónomo como asalariado, en el sector del comercio en 2015, que "será el año del crecimiento, tanto del empleo como de las cifras de autónomos".

"Si entre 2008 y 2012 se produjo un descenso de 43.107 autónomos en el comercio, y 2013 fue un año de inflexión, 2014 se confirma como el año de la recuperación. Tras siete años de caídas cada día de 2014, 45 nuevos autónomos se han decantado por el comercio como actividad", ha afirmado Amor.

Por su parte, la secretaria general de UATAE, María José Landaburu, ha destacado que los datos publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE) son "esperanzadores" después de la pérdida que ha sufrido el comercio minorista en los últimos años.

"Esta recuperación es positiva y ha supuesto que la media de incremento mensual en este año 2014 sea del 1%", ha afirmado Landaburu, quien, no obstante, ha añadido que no ha sido suficiente para aumentar de manera "significativa" la ocupación del sector que ha crecido en el conjunto del año un 0,1%.

En cualquier caso, ha insistido que este cambio de tendencia supone un elemento "esperanzador" para el comercio minorista y un punto de inflexión, al pasar de una pérdida durante los años de la crisis a una recuperación de las ventas y una mejoría, algo más leve, en el empleo.

A pesar de este cambio de tendencia, Landaburu insiste en la necesidad de recuperar y aumentar la demanda de los españoles, especialmente de asalariados, autónomos y pensionistas, y facilitar el acceso al crédito a las familias, los autónomos y las pequeñas empresas.

Por otra parte, el secretario Institucional de UPTA, César García, ha afirmado que los datos del INE ponen en evidencia que la crisis del consumo está poniendo en "especiales dificultades" a los comercios minoristas regentados por trabajadores autónomos y familias, también denominados unilocalizados, así como a las pequeñas cadenas comerciales que agrupan en la mayoría de los casos a comerciantes autónomos independientes.

UPTA ha resaltado también el fracaso del modelo comercial de las grandes superficies durante la crisis, a pesar de haber sido las "grandes beneficiadas" en la implantación de los nuevos horarios comerciales libres y aperturas en festivos.

Para el responsable de UPTA, de no cambiar la situación del consumo en España y de continuar la "acelerada" desregulación de horarios y comportamientos comerciales, "los casi 800.000 autónomos del comercio, que todavía aguantan, tendrán serios problemas de mantenimiento y con ellos se acabará perdiendo un empleo imprescindible que han estado manteniendo con su esfuerzo en estos años de crisis económica".