Los autobuses de Auvasa cuentan con una media de 11'73 años de antigüedad, según un estudio

Un autobús de Auvasa, en plena marcha. BORIS GARCÍA

El Ayuntamiento de Valladolid no ha adquirido ningún vehículo nuevo desde 2011 y desde entonces solo se han incorporado buses de segunda mano, si bien para 2015 está previsto que se compren tres.

Un estudio realizado por el blog auvasapucela.blogspot.com.es calcula que la media de la antigüedad de los en torno a 150 autobuses que componen la flota de Auvasa en Valladolid se sitúa en los 11,73 años, después de crecer considerablemente en los últimos años ya que el Ayuntamiento no ha adquirido un vehículo nuevo desde 2011.

 

Según informa el blog no oficial sobre información de Auvasa, la "media de vida habitual" de un autobús es de unos 15 años, por lo que consideran que se debería de elaborar un plan de renovación de la flota de autobuses municipal con una duración de "varios años" ya que muchos de los vehículos superan ya esa edad.

 

En la flota municipal de autobuses, según el estudio, existen varios tipos de vehículos, de los que el más numeroso es el de los propulsados por GLP (Gas Licuado de Petróleo), que presenta una media de 13,49 años.

 

Mientras tanto, los que utilizan como combustible el biodiésel -13 autobuses de 12 metros y 33 articulados de 18 metros- presentan una antigüedad media 8,41 años (11,8 para los de 12 metros y 7,07 para los más largos). Además, en noviembre de 2011 se adquirió un autobús híbrido que contaría con 3,29 años.

 

Así, la media total de los en torno a 150 autobuses de la ciudad se situaría en 11,73 años, con un lógico incremento en los últimos tres años, ya que la última compra de vehículos nuevos por parte del Ayuntamiento se produjo en noviembre de 2011.

 

Desde entonces, según las mismas fuentes, sólo se han adquirido autobuses de segunda mano, como los cuatro comprados a la empresa interurbana de Tenerife (Titsa), al precio de 12.500 euros la unidad.

 

Eso sí, durante el año 2015 está presupuestada la compra de nuevos autobuses gracias al Proyecto Remourban financiado en una buena parte por la Unión Europea y que hará llegar a la flota de Auvasa al menos un autobús híbrido y otro eléctrico.

 

En todo caso, los autores del blog han recalcado que la compra de estos dos o tres nuevos vehículos "no es suficiente", por lo que han reclamado al Consistorio un plan de renovación de la flota con una plazo de "varios años".

 

El blog también ha analizado la media de antigüedad según las líneas en las que se emplean los autobuses, de modo que se observa que en las líneas ordinarias la cifra es de 8,99 años, e incluso en alguna de las más transitadas, como la 8, se sitúa por debajo de los cinco años -4,02-. También son bajas las 'edades' de las líneas 7 (5,96 años), 9 (6,13) ó 6 (6,30).

 

Mientras tanto, en otras que tienen un uso y frecuencia sensiblemente menor, como las 16, 18 y 19, la media de antigüedad se eleva a los 16,65 años. Una media similar presentan los vehículos que se emplean para sustituyen, por averías o revisiones, a los asignados habitualmente y los que refuerzan las líneas en horas punta (16,67 años).

 

En el lado opuesto las líneas con la media de autobuses más jóvenes son la 8 con 4,02 años, la 7 con 5,96 años, la 9 con 6,13 años y la 6 con 6,30 años de media en sus autobuses.

 

A juicio del estudio, "el problema existente" es que en el periodo entre 1997 y 1999 se llevó a cabo una importante renovación que conllevó la adquisición de 60 autobuses nuevos. Pero en la situación actual, han apuntado, "es totalmente inviable" la compra de esa cantidad de autobuses en el periodo 2015 a 2017, por lo que entienden que habría que alargarlo en el tiempo unos años y "ver cómo acabarían algunos de los autobuses más antiguos de la flota".