Los asistentes de voz no son más seguros que teclear en el móvil

Los tiempos de respuesta de los conductores son parecidos en ambos casos

El uso de voz para enviar mensajes de texto mientras se conduce es tan peligroso como los mensajes de texto que se escriben con los dedos, con tiempos de respuesta del conductor parecidos en ambos casos, e incluso algo mayores, según datos revelados en un estudio.

 

La investigación realizada por el Instituto de Transporte de Texas y la Universidad de Texas es el primero en comparar el simular que convierte la voz en texto, y los mensajes escritos de manera tradicional a través de un teléfono y en un entorno de conducción real.

 

"En cada caso, los conductores tardaron el doble de tiempo para reaccionar  que como lo harían cuando no están enviando mensajes de texto", aseguró la directora del estudio, Christine Yager. "Se reduce el contacto de los ojos en la carretera aunque no se usen los dedos para escribir", afirmó.

 

En la investigación participaron 43 conductores a lo largo de una pista de pruebas. Primero conducían sin ningún tipo de dispositivo electrónico  su alcance y después los mismos participantes repitieron la prueba varias veces escribiendo mientras conducían y usando el sistema de conversión de voz.

 

Yager explicó que en realidad el tiempo de reacción fue más lento en los participantes que usaban el sistema de voz que en aquellos que mandaban mensajes con la mano, debido a la necesidad de corregir los errores en la transcripción electrónica. "Todavía estás utilizando tu mente para tratar de pensar en lo que estás tratando de decir, lo que provoca algún impedimento motriz, y disminuye el tiempo de respuesta", dijo la directora del estudio.

 

La mayor preocupación es que el conductor se sintió más seguro durante el uso de aplicaciones de conversión de voz a texto en lugar de los mensajes de texto tradicionales, a pesar de que la capacidad de conducción se vio afectada igualmente. "Esto puede conducir a la falsa creencia de que los mensajes de texto mientras se conduce son seguros si se usa el comando de voz, pero en realidad no lo son" concluyó Yager.

 

La Asociación de la Industria de Telecomunicaciones Celulares dice que en EE.UU fueron enviados más de 6.100 millones de mensajes de texto por día durante el 2012. Alrededor del 35 por ciento de los conductores admiten que han leído un mensaje o un correo mientras conducían, y el 26 por ciento ha reconocido escribir alguna vez al volante.

 

Por último Christine Yager finalizó diciendo que a pesar de que todos los días nacen nuevas tecnologías, es importante informar al público de que estas nuevas distracciones siguen siendo peligrosas al volante, y anime a los conductores a primar la seguridad cuando montan en su vehículo.