Los andaluces suspenden a las instituciones autonómicas y la mayoría no se siente identificado con ningún partido

Más de la mitad de los hogares reconoce que llega a fin de mes con cierta o mucha dificultad


SEVILLA, 15 (EUROPA PRESS)

Los andaluces suspenden a la casi totalidad de las instituciones autonómicas, con la peor nota para las diputaciones provinciales (3,38) y el Parlamento (3,56), al tiempo que el 77,3 por ciento reconoce que no se siente identificado con ningún partido político, según se desprende del Estudio General de Opinión Pública de Andalucía (Egopa) de invierno de 2013 presentado este viernes en Sevilla por el Centro de Análisis y Documentación Política y Electoral de Andalucía (Cadpea), dependiente de la Universidad de Granada.

Los ciudadanos encuestados, un total de 1.200, solo dan el aprobado a las universidades, con 6,21, y al Defensor del Pueblo Andaluz, con un 5,14, mientras que suspenden al resto de instituciones autonómicas. Así, la presidencia de la Junta obtiene un 3,84; la administración andaluza, un 3,79; el Gobierno autonómico, un 3,72; el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), un 3,74; la administración local, un 3,83; el Consejo Consultivo, un 3,59; el ayuntamiento de su ciudad, un 4; la Fiscalía Superior de Justicia de Andalucía, un 4,09, y el Consejo Audiovisual de Andalucía, un 4,06.

Otro dato a destacar es que el 80,7 por ciento de los andaluces se siente poco o nada satisfecho con el funcionamiento de la democracia, frente a un 19 por ciento que sí reconoce que está muy o bastante satisfecho. El 77,3 por ciento reconoce que no se siente identificado con ningún partido político, frente a un 22,6 que sí está identificado con una formación.

El Egopa refleja, según han manifestado los profesores Ángel Cazorla y Carmen Ortega durante su presentación, un importante desinterés de los ciudadanos por la política y, sobre todo, desconfianza. De esta manera, siete de cada diez ciudadanos expresa un posicionamiento negativo ante la política, con la desconfianza en primer lugar (45,8 por ciento), seguida de la irritación (27,3 por ciento).

El 72 por ciento de los ciudadanos estima que la situación política de Andalucía es mala o muy mala, una opinión que 81,5 por ciento otorga a la situación política española.

Respecto a la gestión del Gobierno andaluz, el 51,9 por ciento de los ciudadanos la califica de bastante o muy mala, frente a un 21,6 que la considera muy o bastante buena y un 23,8 por ciento que dice que "ni buena ni mala". Respecto a la valoración que hacen del Gobierno de coalición

PSOE-IU, para el 49,3 por ciento se decanta por el mal o muy mal, frente a un 35,6 por ciento que opta por el bien o muy bien y un 10,7 que dice regular.

En cuanto a la labor de oposición del PP-A, el 68,7 por ciento la califica de bastante o muy mala, frente a un 10,9 por ciento que la ve muy o bastante buena y un 14,2 por ciento que dice que "ni buena ni mala".

Respecto al Gobierno de Mariano Rajoy, más del 50 por ciento de los ciudadanos lo ve muy o bastante malo, frente a un 26,1 por ciento que lo ve muy o bastante bueno y un 18,2 que dice que ni bueno ni malo.

SITUACIÓN ECONÓMICA

Para el 91,4 por ciento de los andaluces, la situación económica de esta comunidad es mala o muy mala, calificativos que el 93,8 por ciento otorga a la situación económica española. Porcentajes similares de ciudadanos consideran que la situación económica seguirá igual o empeorará en los próximos meses tanto a nivel español como andaluz.

Asimismo, el 77,1 por ciento de los encuestados confía poco o nada en la actuación del Gobierno andaluz en materia económica, frente a un 16,9 que dice que sí confía mucho o bastante. El 58,6 por ciento considera malas las propuestas del PP-A en materia económica, frente a un 12,7 que las ve bien. El 36, por ciento de los ciudadanos cree que no hay ningún partido capacitado para gobernar Andalucía en materia económica, si bien un 23,7 por ciento se decanta por el PP-A y un 20,2 por ciento, por el PSOE-A.

El 86,2 por ciento de los ciudadanos sitúa el paro como el principal problema de Andalucía; seguido de la marcha de la economía (35,3%); de la política (28,8%); de la corrupción (28,3%); de la educación (19,1%), y de la sanidad (18,6%). Los principales problemas a nivel personal de los encuestados son el paro (52,4%); los de índole económica (30,4%); la sanidad (10,5%), y la educación (10,3%).

Como dato llamativo del sondeo, destaca que el 52,3 por ciento de los ciudadanos reconoce que llegan a fin de mes con mucha o cierta dificultad, frente a un 8,5 por ciento que dice que llega con cierta o mucha facilidad y un 39,1 por ciento que señala que con normalidad.

El 47 por ciento de los ciudadanos califica de bien o muy bien su situación personal, frente a un 31,4 por ciento que dice que está mal o muy mal. El 44,5 por ciento dice que su situación económica personal o familiar es buena o muy buena, mientras que un 31,5 por ciento dice que es mala o muy mala y un 24,1 por ciento que regular. El 66 por ciento de los andaluces dice que su situación económica seguirá igual en los próximos meses.

Ocho de cada diez andaluces, el 84,2 por ciento, afirma que conoce a alguien de su entorno cercano que ha perdido su empleo en los últimos seis meses, mientras que el 69,8 por ciento de los encuestados (siete de cada diez) no cree que vaya a perder su puesto de trabajo próximamente.