Los analistas no esperan un efecto "inmediato" en la concesión de crédito tras las medidas del BCE

Prevén que la rebaja de tipos al mínimo histórico del 0,15% confirmará la tendencia descendente del Euríbor.

La dos medidas históricas anunciadas por el BCE, la rebaja de tipos al 0,15% y la tasa que gravará por primera vez en la historia a los bancos por depositar su dinero en la institución, no tendrán un efecto "inmediato" en la concesión de crédito a las familias y algo más en las pymes. Los hogares tampoco notarán una reducción significativa en la cuota anual de sus hipotecas, según los analistas consultados por Europa Press.


El precio del dinero en mínimos no se trasladará de forma directa al Euríbor y sólo servirá para mantener la tendencia a la baja del principal índice al que están referenciadas la mayoría de las hipotecas en España.

La analista de Selfbank Victoria Torre ha explicado que no es posible anticipar el efecto que la bajada de tipos de interés al mínimo histórico tendrá en el Euríbor, ya que la correlación entre ambos "se ha roto". "Cuando hablamos de niveles tan bajos es un poco complicado que la correlación se mantenga", ha señalado.

En cuanto a la decisión del organismo presidido por Mario Draghi de colocar en negativo la facilidad de depósitos, la experta ha señalado que esta medida provoca que los bancos "ya no tengan aliciente" para dejar su dinero en el banco central.

"El objetivo es que los bancos saquen el dinero que está en el BCE y concedan créditos, pero esto parece un poco complicado, porque esto tiene que estar ligado a la recuperación de la economía", ha dicho, al tiempo que ha indicado que después de todo el tiempo que los bancos llevan recapitalizándose, se muestran "cautelosos" a la hora de conceder créditos. "No creemos que este efecto vaya a ser inmediato", ha añadido.

Por su parte, la directora de Análisis y Estrategia de Renta 4, Nuria Álvarez, ha indicado que la bajada de tipos no tiene por qué traducirse en una reducción del Euríbor, como tampoco lo ha hecho en el pasado reciente, ya que este índice depende también del comportamiento del mercado interbancario. "Tendrá impacto marginal en la concesión de hipotecas", ha señalado.

Respecto a las medidas adicionales de liquidez, Álvarez ha dicho que son "positivas", aunque han recalcado que "habrá que ver cuánto piden los bancos en la subasta" dentro del margen de 400.000 euros puestos a disposición por el BCE.

LIQUIDEZ PARA FINANCIAR PYMES.

En cualquier caso, la experta de Renta 4 cree que esta inyección de liquidez "no supondrá de manera inmediata más crédito para las familias". En primer lugar, porque al tener un horizonte de cuatro años se empleará más para financiar a pymes que a conceder hipotecas, y porque es previsible que las entidades se aprovechen de las nuevas condiciones para cubrir con mayor facilidad los préstamos que ya tenían previstos, más que para aumentarlos.

Por su parte, el analista de XTB Javier Urones ha señalado que la decisión del BCE "no hará más que confirmar" la tendencia a la baja del Euríbor a 12 meses.

"El hecho de que las expectativas se hayan cumplido, y más aún, el hecho de que el BCE haya anunciado distintas medidas que han de facilitar el acceso al crédito de particulares y pymes en la Eurozona debería traducirse en una reducción aún mayor de la tasa a la que los bancos están dispuestos a prestarse entre sí, impulsando más a la baja al Euríbor 12 meses al menos hasta la zona de 0,50% ó 0,52% en el corto plazo", ha indicado.

MEDIDAS "AGRESIVAS".

"El paquete de medidas ha sido mayor de lo esperado. Son las medidas más agresivas desde septiembre de 2012, cuando se abría la puerta a la compra de deuda pública de países rescatados", ha valorado el estratega de mercados de IG, Daniel Pingarrón.

Pingarrón ha asegurado que las medidas podrían llevar al Euríbor a descender hasta el umbral del 0,4%, mientras que ha confiado en que favorezcan la circulación de crédito hacia la economía real. "Es imposible saber si mucho o poco", ha matizado.