Los agricultores de Salamanca prevén una "mala campaña" de patata en precios por la saturación del mercado

Una patata... muy caliente

El año pasado, la patata temprana comenzó sus operaciones en torno a 0,45 euros por kilo mientras que esta campaña no pasará de 0,13 euros, con valores más bajos a medida que avance el arranque.

Los agricultores de Salamanca son pesimistas ante una nueva campaña de la patata por la saturación del mercado; por desgracia, esta situación no es nueva para ellos porque se trata de un sector que se mueve en los famosos 'dientes de sierra' y que intercala años rentables para los productores con años desastrosos.

 

En esta ocasión, el campo salmantino va a tener mala fortuna de acuerdo con las primeras previsiones sobre el arranque del tubérculo por excelencia, que está comenzando a cerrar operaciones en torno a 0,12 euros kilo, mientras que el año pasado esta misma situación inició la campaña a 0,45 euros.

 

Además, si esta situación se produce con la patata temprana, el avance de la temporada dará lugar a un mayor descenso del precio porque la producción en el mercado es mayor. De hecho, ése es el principal problema ya en la actualidad por la campaña en Andalucía y el stock existente de la producción francesa que entrará en España perjudicando a los agricultores nacionales.

 

"No tenemos buenas perspectivas, ni mucho menos porque el precio de las operaciones ya es bajo aunque estemos al principio de la campaña y no somos muy optimistas al respecto", asegura Juan Manuel Redero, agricultor de Las Villas.

 

A este hecho hay que sumarle además que en Salamanca se han sembrado más de 5.000 hectáreas de las que en torno a 500 tienen contratos con la industria o grandes superficies, pero esl resto está sujeto a otros contratos más volátiles o a producción libre, por lo que s valor se va a mantener en niveles bajos.