Los accidentes de móviles aumentan en el verano, la demanda de seguros también

Los fallos relacionados con la rotura de pantallas, la humedad y el agua o la arena de la playa son los más comunes en el periodo estival.

Según una encuesta realizada por Phone House entre más de 3.700 usuarios de telefonía móvil, el 80% de los usuarios se llevan consigo su teléfono aunque salgan sólo 5 minutos de casa, mientras que el 60% de los encuestados se lleva el teléfono incluso cuando va al baño. Teniendo en cuenta estos datos, y los mayores riegos que acechan a los teléfonos durante el verano, no es sorprendente que en el mes de agosto aumenten significativamente las averías y reparaciones de móviles y tablets.

 

Al mismo tiempo, la demanda de seguros también crece en verano. 2 de cada 10 seguros se contratan en los meses de julio y agosto. Actualmente, más de un tercio de los usuarios de smartphone aseguran sus dispositivos.

 

Durante el verano es cuando se produce el mayor número de accidentes con los móviles, principalmente por fallos relacionados con la rotura de pantallas, la humedad y el agua o la arena de la playa. Las condiciones extremas de calor, como dejar el teléfono en el coche al sol, también es perjudicial para el terminal. Y, por supuesto, también se producen más robos.

 

De todos los accidentes que tienen solución, el caso más frecuente, 8 de cada 10, es rotura de pantalla. De todos los terminales que no pueden ser reparados, el 59% de los casos es debido a problemas de humedad. Finalmente, un 20% de los incidentes está relacionado con robos o pérdida del terminal.

 

Prevenir y contratar un seguro para los dispositivos móviles antes de marcharnos de vacaciones permite ahorrar de media 140€ en caso de incidencia, pudiendo superar esta cifra los 300€ de media en caso se robo o pérdida. Los seguros de Phone House cubren todo tipo de incidencias, incluyendo el robo y el hurto del teléfono. Además, los clientes de Phone House que contraten un seguro se beneficiarán también de soporte tecnológico para el móvil, lo que permite consultar cualquier duda en el manejo del dispositivo y otra serie de servicios complementarios, como actualizaciones de software.

 

“Hoy en día, los usuarios son más conscientes del valor de sus teléfonos móviles, debido al coste más alto de los smartphones, los contratos de permanencia más largos o la reducción de las subvenciones, junto con la inclusión del pago a plazo de los terminales. Hemos notado un aumento significativo de la demanda de seguros por parte de los clientes, que ahora nos reclaman este servicio motu proprio”, destaca Alberto Raba, Director de servicios de Phone House.