Los abogados de los padres de la niña asesinada renuncian a su defensa

Aseguran que lo hacen por motivos "técnicos" al no ser abogados especialistas en la materia penal. 

Los abogados de la madre y el padre de la niña hallada muerta en una pista forestal en Teo, cerca de Santiago, han renunciado a la defensa de los dos detenidos, para los que se ha decretado ingreso en prisión, por motivos "estrictamente técnicos".

 

Aunque ambos han estado presentes en el interrogatorio que se ha prolongado durante varias horas en la mañana de este viernes, el abogado de Alfonso B., Roberto Goris, ha explicado que "no asistió" al detenido, y ha abundado en que se trata de cuestiones "estrictamente técnicas", al no ser especialista penalista.

 

"Es por motivos de especialidad en la materia y en este caso yo no soy especialista en materias penales. Entendemos, él y yo, que es mejor que a partir de ahora lo defienda un especialista", ha manifestado a los medios de comunicación al abandonar los juzgados de Fontiñas.

 

Roberto Goris ha rechazado responder a las preguntas sobre el interrogatorio. "No os voy a decir nada más. No os puedo decir nada más. Perdonad, pero a partir de ahora, me gustaría un poco de tranquilidad con este tema", se ha excusado.

 

También el letrado que acompañó a la madre de la menor, Juan Guillán, se ha desvinculado de la defensa de Rosario P. O., con cuyo padre tenía una relación de amistad. Roberto Goris, especialista en Derecho Procesal y asesor de empresas, trabajó en el despacho de Guillán entre enero de 2005 y octubre de 2008.