Los 28 admiten necesidad de cooperar más en defensa y piden explorar incentivos para proyectos multinacionales

Los países de la UE han reconocido la necesidad de desarrollar una cooperación en defensa "más sistemática y a largo plazo" para mantener y desarrollar las capacidades militares y la base tecnológica e industrial del sector en Europa en el contexto de crisis y han reclamado "examinar" incentivos para proyectos de capacidades multinacionales, en unas conclusiones que han acordado este viernes a nivel de embajadores de cara a preparar la discusión de los jefes de Estado y de Gobierno de la UE sobre defensa en la cumbre de diciembre.


BRUSELAS, 22 (EUROPA PRESS)



Los Veintiocho defienden examinar "incentivos para la cooperación en Europa, incluido investigando medidas fiscales que no distorsionen el mercado para proyectos de colaboración de acuerdo con la ley en vigor europea" aunque finalmente han omitido del texto la referencia expresa a la posibilidad de eximir del IVA a los proyectos multinacionales de desarrollo de capacidades, que no han apoyado países como Reino Unido y Alemania.

Admiten que se necesita "un compromiso renovado de los Estados miembros para mejorar la disponibilidad de las capacidades necesarias y alentar una base industrial y tecnológica de defensa europea más integrada, durable, innovadora y competitiva en toda la UE" tras admitir que la crisis financiera "está planteando un desafío serio a las capacidades de seguridad y defensa de los países europeos" mientras que "la Unión Europea está llamada a asumir más responsabilidades en el mantenimiento de la paz y seguridad internacional".

Los Gobiernos piden más esfuerzos "incluyentes" y "equilibrados" para reforzar la base tecnológica e industrial del sector en la UE y anima a la Comisión y la Agencia Europea de Defensa (EDA, en cooperación con ellos, a "identificar y desarrollar más medidas concretas" para apoyarla, "incluido para garantizar su desarrollo en toda Europa" en respuesta a la preocupación de países como Polonia que temen perder mercado.

Subrayan la importancia de que haya un mercado de la defensa abierto y oportunidades equitativas "para todos los proveedores europeos" y piden a la Comisión que garantice la "plena aplicación" de las dos directivas europeas en materia de contratación y transferencia de equipos, al tiempo que piden explorar "opciones de financiación en apoyo de las pymes".

También piden una hoja de ruta a la EDA a mediados de 2014 para desarrollar los estándares industriales de defensa en el ámbito de la aernonavegabilidad militar para reducir costes a la industria y "aumentar las inversiones colaborativas" en investigación y desarrollo y "acciones concretas" sobre "soluciones innovadoras para estimular la inversión privada" en i+d y propuestas de investigación relacionada con la Política de Seguridad y Defensa Común (PSCD) que puedan ser financiadas por la Comisión.

Además, piden crear un marco europeo para el uso compartido de los resultados de investigación civil y militar para aplicaciones de uso dual, incluidos lo que se obtengan del programa de ayudas a la investigación Horizonte 2020.

Los Gobiernos admiten que se necesita más transparencia e intercambio de información en la planificación de la defensa para considerar "una mayor convergencia de las necesidades de capacidades y calendario" para promover la cooperación "desde el inicio" y "la consolidación de la demanda, especialmente a través de requisitos armonizados" técnicos y piden "más directrices políticas" para cubrir las capacidades deficitarias para la PSDC "incluido examinando la idea de una hoja de ruta estratégica en defensa".

Piden "desarrollar propuestas para reforzar la cooperación multinacional" en el área de los equipos de facilitación y explorar la posibilidad de replicar el modelo Mando Europeo de Transporte Aéreo que integra todos los recursos en un cuartel multinacional en áreas como helicópteros de transporte, capacidades marítimas o protección de las fuerzas armadas, incluido evacuación médica.

Los Estados miembros apoyan el aumento de las capacidades compartidas de transporte militar tras el anuncio de que España e Italia se sumarán al Mando, que facilitará la cooperación y entrada en servicio del A400M.

También celebran progresos para reforzar las capacidades de reabastecimento en vuelo y para reforzar la cooperación en aviones no tripulados o drones, subrayan la necesidad de preparar la próxima generación de satélites de comunicación gubernamental y saludan los proyectos en entrenamiento y ejercicios, investigación y protección en el área de la ciberdefensa, las capacidades más necesarias.

Los Estados miembros reclaman una reflexión para "definir más claramente el papel estratégico y las prioridades de la UE" en PSDC y desarrollar más el enfoque global de la UE que combina medios diplomáticos, de seguridad y defensa, financieros, comerciales y ayuda al desarrollo en todas las fases de un conflicto. También piden "más trabajo para reforzar la cooperación en el ámbito de la respuesta humanitaria de emergencia", tal y como ha reclamado Bélgica.

ACELERAR MISIONES Y RESPUESTA RÁPIDA

Animan al Servicio Europeo de Acción Exterior a "mejorar más la planificación, desarrollo y apoyo a misiones civiles" especialmente para acelerar su despliegue y a "elaborar más" sus propuestas para mejorar la utilización y despliegue de los grupos de combate tácticos de reacción rápida, que nunca han sido utilizados y acuerdan considerar "los aspectos financieros" al respecto de cara a la próxima revisión del mecanismo común Athena para financiar las misiones militares, prevista en la segunda mitad del año.

También piden mejorar el nexo entre seguridad y defensa y, tras subrayar la importancia de apoyar la capacitación de los países socios y organizaciones regionales en crisis para que puedan prevenirlas o gestionarlas, defienden complementar misiones de entrenamiento de las fuerzas de seguridad facilitando "que tengan equipos adecuados y apropiados, recursos, salarios e infraestructura", una idea promovida por Alemania. También creen que debería "acelerarse más" la contribución de agencias como Europol, Frontex y Cepol a la Política de Seguridad y Defensa Común para abordar desafíos como la inmigración ilegal, el crimen organizado y el terrorismo y que haya más cooperación entre las misiones, así como con la OTAN y terceros países.

"El Consejo reconoce la necesidad de abordar los desafíos de seguridad en la región del Sáhara-Sahel, incluido en Libia" y piden a Ashton que presenten a principios de 2014 propuestas para una acción adicional para apoyar la gestión fronteriza en la región.

Admiten la importancia de reforzar las capacidades en seguridad marítima y reclaman la adopción de una Estrategia de Seguridad Marítima de la UE para junio de 2014. Y piden finalizar un concepto para el apoyo de la Política de Seguridad y Defensa Común a la Gestión Integral de Fronteras para finales de 2013.

También piden a la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Catherine Ashton, que presente en 2014 un marco de Política de Ciberdefensa de la UE para promover el desarrollo de las capacidades de ciberdefensa y cooperar especialmente con la OTAN en este ámbito, como defendía España.

Los Estados miembros esperan que la discusión de los líderes europeos en diciembre den su "directriz estratégica" para reforzar la PSDC y la cooperación en seguridad y defensa en Europa y haya seguimiento del progreso. E invitan a los líderes europeos a pedir a Ashton que presente sus primeras observaciones en primavera de 2015.