Los 1.500 vecinos de Acebo y Perales del Puerto regresan a casa pero el incendio sigue descontrolado y amenaza a otros municipios

El humo y el fuego han afectado de manera notable la zona

El Plan Territorial de Protección Civil de Extremadura ha ordenado el realojo de los vecinos de Acebo y Perales del Puerto tras "una mejora en el entorno" de dichas localidades, tras haber pasado dos días evacuados. Lo hacen con la advertencia de no beber agua del grifo 

Sin embargo, los aproximadamente mil habitantes de Hoyos aún permanecerán fuera de sus casas, en los espacios habilitados en Moraleja, tras ser desalojados la pasada madrugada ante la cercanía de las llamas y el denso humo, a la espera de una mejora en las condiciones de seguridad.

Asimismo, no se ha ordenado, por el momento, la evacuación de ninguna otra localidad, si bien cabe destacar que en las últimas horas la dirección del viento amenazaba con acercar las llamas a otros municipios.

El regreso de los vecinos de Acebo y Perales del Puerto se ha iniciado la tarde de este sábado en autobuses fletados por la Junta de Extremadura, y asimismo han contado con el apoyo psicológico de los miembros de Cruz Roja Extremadura.

549 EFECTIVOS EN LA ZONA

El incendio continúa descontrolado y con el Nivel 2 de peligrosidad activado. Según los datos facilitados por la Junta de Extremadura, en la zona trabajan 549 personas con medios aéreos y terrestres para extinguir el incendio que continúa con Nivel 2 de peligrosidad.

Durante la tarde de este sábado se han incorporado a dichas labores de extinción nuevos retenes y autobombas procedentes de Castilla-La Mancha.

NO PODRÁN BEBER AGUA

Los vecinos de Acebo y Perales del Puerto, por tanto, irán regresando a lo largo de la tarde a sus casas, donde podrán comprobar la situación de sus pertenencias, si bien hay que destacar que el fuego, según fuentes oficiales, no ha afectado por el momento a viviendas, aunque el denso humo ha inundado sus calles durante los días que lleva activado el fuego.

No obstante, y según informa el Ayuntamiento de Moraleja, los vecinos realojados no podrán beber agua del grifo, aunque sí podrán usarla para su higiene personal. Asimismo, indica que los efectivos de Cruz Roja y voluntarios están preparando bolsas de comida para que estén abastecidos cuando lleguen a sus casas, y puedan recuperar la normalidad lo antes posible.