López reconoce problemas políticos con Villarrubia, pide sensatez y apela a la democracia interna

Óscar López en la sala de prensa de las Cortes de CyL

Dice que sobran "filtraciones malintencionadas y declaraciones altisonantes" y no desvela si será candidato a la Secretaría regional.

El secretario de Organización y portavoz del Grupo Socialista en las Cortes de Castilla y León, Óscar López, ha reconocido la existencia de problemas políticos con el exsecretario autonómico Julio Villarrubia, lo que ha llevado a la dimisión de 25 miembros de la Ejecutiva regional, una situación que, como ha reconocido, "daña" la imagen del partido, por lo que ha reclamado "sensatez y cordura" en este momento en el que la solución debe venir de mano de la "democracia interna".


López ha comparecido ante los medios este miércoles tras el Pleno de las Cortes, doce días después de que se produjera la dimisión en bloque de la Ejecutiva regional, lo que provocó su disolución. "Hago un llamamiento a la sensatez, a la cordura y a la democracia interna", ha señalado, tras lo que ha considerado que "el PSOE de Castilla y León necesita respeto, reflexión y que sean los militantes quienes con su voto resuelvan la situación en próximo congreso y en las primarias abiertas".

Asimismo, el líder socialista ha aclarado que ofrece explicaciones ahora tras escuchar pronunciamientos "erróneos, desacertados y exagerados que dañan la imagen".

En su intervención Óscar López no ha ocultado la existencia de un problema político, "no personal", con Julio Villarrubia que afectaba al funcionamiento del partido y cuyo germen, como ha explicado, surgió en junio de 2013 cuando el Grupo Parlamentario Socialista cerró un acuerdo con la Junta en el Debate de Política General sobre la Ley de Ordenación del Territorio, la reapertura de urgencias nocturnas y un plan de empleo, un pacto que, como ha detallado, contaba con la oposición del entonces secretario regional del partido pero con el apoyo de siete secretarios provinciales y de la mayoría de la Ejecutiva y del que se "siente orgulloso".

Tras esta explicación, López ha considerado que sobran ahora "declaraciones altisonantes, filtraciones malintencionadas y descalificaciones", por lo que ha considerado que en una situación como la actual lo que hace falta es "sensatez, cordura y democracia interna", para lo que ha manifestado su "confianza" en el trabajo que desarrolle la Gestora que preside Jesús Quijano. "No pienso dar ninguna indicación, la gestora dirige el partido para convocar el congreso, un congreso que contará con el voto directo militantes y en el que se manejarán los plazos que la gestora decida yo no voy a imponer ni opinar sobre plazos y calendarios", ha aclarado.

López ha pedido además "sentido común" ante el problema surgido en el PSCyL que está en vía de resolución a través de una votación democrática "de los militantes". "Si alguien pretende encontrarme en la descalificación, en la filtración malinteresada va a perder el tiempo, nunca lo he hecho, toda mi vida he trabajado con seriedad y rigor y no pienso entrar a ninguna descalificación, eso le hace un flaco favor al PSOE", ha destacado.

En cuanto a las acusaciones de deslealtad vertidas sobre él, López ha asegurado que no quiere ahora "mirar al pasado" ni contribuir "a la ceremonia de la confusión", tras lo que ha considerado que "unos pocos" se dedican a "afear" la imagen de la mayoría. "Hay muchos que sienten pena cuando ven determinadas declaraciones".

El secretario de Organización del PSOE no ha querido desvelar si optará a la Secretaría regional del partido en el próximo Congreso porque será una decisión que tomará "a su tiempo" y "de manera colectiva". "La decisión depende de mucha gente, lo más importante es unir y fortalecer el partido y tener el mejor candidato para derrotar a la derecha", ha destacado, tras lo que ha considerado que este objetivo es posible porque el PP "también tiene problemas y un rechazo ciudadano que el PSOE debería canalizar para ser alternativa".

Tras lamentar una situación que "a ningún militante le agrada", López ha invitado a que se reflexiones sobre cómo es posible que la mayoría de un equipo dimita, tras lo que ha insistido en su "confianza" en el equipo del PSOE que son "personas adultas, con capacidad de decisión y elección".

WHATSAPP

Sobre la existencia de un grupo de WhatsApp desvelado por Tomás Blanco en el que, como el abulense apuntó, se pergeñó la salida de Julio Villarrubia, López ha reconocido que existen muchos grupos en esta red social, aunque ha eludido desvelar conversaciones privadas. No obstante ha reconocido la existencia del grupo '5 SG' y ha asegurado que se dedicaba a coordinar el acuerdo parlamentario de la Ley de Ordenación del Territorio.

"No voy a entrar en los grupos de WhatsApp de nadie, me parece normal que los compañeros tengan grupos, lo que no me parece normal es que un presidente del Gobierno mande mensajes a un delincuente que está en la cárcel", ha manifestado el líder socialista.

En respuesta a preguntas de los periodistas, el secretario de Organización del PSOE ha asegurado que no se siente amortizado porque mantiene su trabajo en las Cortes de Castilla y León y ejerce su labor como Secretario de Organización del PSOE dedicada a preparar un Congreso Federal, aunque ha reconocido que "todo el mundo" se arrepiente de algo en su trayectoria. Así, ha considerado que "después de las cosas vividas", sería "mucho mejor" que el secretario regional fuera el candidato a la Presidencia de la Junta, una decisión que está en manos de los militantes.

Por último, Óscar López ha hecho público su empeño en que la situación vivida en el seno de la Ejecutiva del PSOE no afecte al trabajo en las Cortes regionales.

 

Noticias relacionadas