Lolita celebra su cumpleaños rodeada de su familia y amigos

Lolita flores

Lolita Flores celebra su cumpleaños, el primero tras su separación matrimonial de Pablo Durán. Para esta fecha tan especial, la cantante se reunió con toda su familia, sus hijos, su hermana Rosario, su cuñado Pedro Lazaga, su primo Quique Sánchez Flores.

Hace unos meses Lolita puso fin a su matrimonio después de cinco años. La pareja no ha podido superar la crisis tan grave que ha sufrido su relación en los últimos meses. Se dieron el ''sí, quiero'' frente a más de 400 invitados en una romántica ceremonia celebrada en Madrid el 14 de mayo de 2010. La pareja pone fin así, de una manera amistosa, a una relación que comenzó en el año 2005.


Se conocieron hace diez años en la obra de teatro ''Ana en el trópico'', en la que ambos compartían protagonismo. El actor cubano se convirtió desde entonces en su mejor apoyo, sobre todo en los delicados momentos a los que se enfrentó en diciembre de 2009, cuando la operaron de cáncer de útero.

Junto a él, ha hecho frente a los problemas económicos que tuvo tras haber creado una línea de productos textiles que no tuvo el éxito esperado. Las deudas que conllevó este mal negocio fueron tan grandes que la artista tuvo que vender su chalet de Soto de La Moraleja y mudarse junto a su familia a otra vivienda de alquiler en la misma zona, Alcobendas. Quizás todos estos problemas han sido los detonantes de una ruptura anunciada que la pareja ha intentado subsanar por todos los medios.

LOS INVITADOS

Se trata del segundo matrimonio roto de Lolita, que en agosto de 1983 se casó con Guillermo Furiase. La pareja, que se separó en 1995, tiene dos hijos: Elena y Guillermo. Ahora vuelve a estar soltera, sin pareja y disfrutando de la compañía de su gente, algo que siempre ha tenido.

En este día tan especial, Lolita Flores celebró su 57 cumpleaños rodeada de su gente. Organizó un almuerzo al que no faltó su hermana Rosario Flores. La cantante llegó al domicilio en un coche que conducía su esposo Pedro Lazaga. En el asiento de atrás iba su hijo, Pedro Antonio, que llevaba orgulloso una camiseta del Real Madrid.

Entre los invitados, su cuñada Ana Villa, que llegó conduciendo su propio coche. En el asiento del copiloto iba su hija Alba Flores. También acudió el exfutbolista del Real Madrid, y ahora entrenador, Quique Sánchez Flores, primo de la protagonista del día.