Llenar un depósito de 55 litros gasolina se va a 77,3 euros, 20 céntimos más que hace siete días

GASOLINERA, AUTOLAVADO

Los precios de la gasolina y del gasóleo han registrado subidas del 0,3% y del 0,14%, respectivamente, durante la última semana y acumulan tres semanas consecutivas de leves subidas.

En concreto, el litro de gasolina se situó en 1,407 euros y suma dos semanas consecutivas por encima del umbral de los 1,4 euros. Este combustible se ha encarecido un 1,4% en el último mes, pero cuesta ahora lo mismo que a comienzos de año y un 5,4% menos que en la misma semana de 2013.


En cuanto al precio del gasóleo, el litro cuesta en la actualidad 1,342 euros, un nivel un 0,5% superior al de hace un mes, pero también un 1,1% inferior al de comienzos de año y un 3,9% inferior al de la misma semana del año pasado.

En el escenario actual, llenar un vehículo de gasolina con un depósito medio de 55 litros de capacidad cuesta 77,3 euros, veinte céntimos más que hace una semana, mientras que en el caso del gasóleo asciende a 73,8 euros, 10 céntimos más.

El leve repunte semanal en los precios de los carburantes coincide con una estabilización de los precios del crudo, a pesar de que la semana estuvo marcada por la escalada de tensión entre Ucrania y Rusia.

El barril de crudo Brent, de referencia en Europa, se cambiaba este jueves a 108 dólares, el mismo precio que hace una semana, mientras que el Texas 'sweet light' se abarataba en un dólar, hasta 101 dólares.

Otro de los aspectos que ha marcado la semana ha sido la sentencia del Tribunal de la Unión Europea en contra del céntimo sanitario aplicado hasta diciembre de 2012 por varias comunidades autónomas. En todo caso, la decisión no afecta a los precios finales, donde el gravamen aparece ya correctamente integrado en el impuesto de hidrocarburos.

PRECIOS EN EUROPA

Los carburantes siguen costando en España menos que en la media de la UE, donde el litro de gasolina asciende a 1,536 euros y a 1,566 euros en la zona euro. Por su parte, el precio del litro de gasóleo asciende a 1,421 euros de media en la UE de los 28 y a 1,401 euros en la zona euro.

El menor nivel de precios finales con respecto a los países del entorno se debe a que España, pese a las subidas del IVA, a los mayores impuestos autonómicos y a los nuevos gravámenes al biodiésel, sigue contando con una menor presión fiscal.