¿Llegará el fin de las polémicas en el fútbol?

Desde su nacimiento el fútbol ha sido un deporte de trascendencia a nivel mundial, ligado a la humanidad desde sus orígenes es una expresión de vida. Es un deporte que, aunque ha evolucionado lentamente, ha sido aceptado por el ser humano a través de los tiempos en todos los continentes, situación que hace reflexionar todavía al más escéptico sobre su impacto social.

Los medios de comunicación propician que los espectáculos deportivos lleguen a cualquier punto del planeta, como ejemplo vemos la dimensión que tiene este deporte en competiciones como los mundiales donde la audiencia mundial supera los 2000 telespectadores.

 

Una de las novedades que se esperan para el próximo mundial de 2014 en Brasil es la utilización de la tecnología en la línea de gol para ayudar a los árbitros durante los campeonatos de la FIFA.

                                              

Ahora los árbitros ya no serán los que tengan la última palabra cuando exista la polémica entre si entró o no el balón.

 

El Internacional Football Association Borrad (IFAB), commission que decide sobre las normas que presiden el fútbol decidieron utilizar la tecnología en la línea de gol.

 

EL "BALONPIÉ" SE ACTUALIZA

 

La introducción de tecnología en el arbitraje avanza cada temporada, en Italia se utiliza el vídeo para ver jugadas conflictivas tras los partidos, “dos ojos no puede ver lo mismo que 20 cámaras”, afirma el colegiado Collina. También en Brasil se usó un spray para marcar sobre el césped el punto exacto donde se ha producido la falta o donde se coloca la barrera, y que se evapora a los pocos segundos.

                                         

Una empresa de Castellón fabricó porterías con sensores para detectar los goles fantasma, también se ha probado la tecnología en los propios jugadores, gracias a la nano tecnología con la incorporación de unos micro sensores en cada jugador y en el propio balón que indica sus posiciones en todo momento, gracias a esto se ha podido hacer un estudio detallado de la posición de cada sensor y enviarlos a un ordenador que analiza los datos, pudiendo resolver conflictos en goles fantasma, fueras de juego, balones que salen por la banda o la distancia de las barreras.

 

Más de un siglo después del primer partido, el fútbol se entrega a la tecnología para acabar de una vez por todas con los goles fantasma. Una decisión de la FIFA que se ha encargado de actualizar las normas aprobando el ojo de halcón y el chip inteligente para ayudas a los colegiados.
 

EL FÚTBOL COPIA AL TENIS

 

Fue el pasado 5 de julio del pasado año cuando la FIFA aprobó esta tecnología pero aún estamos lejos de poder disfrutarla a gran escala. Por un lado se ha aprobado un sistema parecido al ojo de halcón que desde hace años se utiliza en el mundo del tenis.

 

           

 

En este caso serán catorce cámaras, siete a cada a cada lado del campo, por las que triangulara una señal con la posición exacta del balón, sabiendo en cada momento si este atraviesa o no “por completo” la línea de gol. Esta señal circulara a través de un sistema de radio encriptado y el proceso durará menos de un segundo.

                                        

Tras nueve meses de prueba en competiciones de Inglaterra, Hungría, Alemania, Dinamarca e Italia y tras más de seis intentos fallidos de la implementación del ojo de halcón por parte de algunas empresas, parece ser que finalmente veremos este nuevo sistema para la Copa Confederaciones de 2013 y también en el próximo Mundial de 2014 en Brasil.

 

A pesar de todo la FIFA insiste en que la decisión final para conceder o no de un gol seguira en manos del encargado de dirigir el encuetro, “lo que diga la tecnología no será vinculante para el marcador”, pero al menos será una prueba más que evidente para justificar la decisión final.