Llega 'Alertcops': un sistema de interacción rápida entre ciudadanos y cuerpos de seguridad

"El objetivo de este nuevo servicio de alerta de seguridad ciudadana es ofrecer una atención rápida y eficiente a través de una herramienta moderna y de fácil acceso".

El Ministerio del Interior, a través de la Secretaría de Estado de Seguridad, ha puesto en marcha una aplicación móvil que facilita la comunicación de los ciudadanos con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para alertar sobre una situación delictiva de la que es víctima o testigo. 'Alertcops' permite, de una forma sencilla e intuitiva, enviar una alerta geolocalizada a los cuerpos policiales.

  

El sistema, que se implantó a principios de agosto en las provincias de Málaga, Alicante y Madrid y se posicionó rápidamente entre las aplicaciones gratuitas más descargas y mejor valoradas, está ya disponible en doce Comunidades Autónomas.

  

Concretamente, la aplicación funciona desde este 7 de diciembre en Andalucía, Asturias, Canarias, Cantabria, Castilla y León, Galicia, Baleares, Madrid, Región de Murcia y Comunitad Valenciana, así como en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. En los próximos meses 'Alertcops' seguirá extendiéndose a las comunidades autónomas restantes, y se espera que para principios de 2015 el sistema se haya desplegado en toda España.

  

"El objetivo de este nuevo servicio de alerta de seguridad ciudadana es ofrecer una atención rápida y eficiente a través de una herramienta moderna y de fácil acceso", según señaló el pasado mes de agosto el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz.

  

Se trata de un servicio pionero en la Unión Europea en cuanto a canal de acceso directo entre el ciudadano y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado a través de los smartphones.

  

Según informa el ministerio en una nota, 'Alertcops' ha logrado casi 65.000 descargas y se encuentra entre las aplicaciones mejor valoradas. Asimismo, desde su puesta en marcha se han recibido y gestionado casi 10.000 alertas, de las cuales más de 8.000 corresponden a pruebas de ciudadanos; más de 1.000 han sido atendidas y cerradas, y alrededor de 800 estaban fuera de la zona operativa de la aplicación.

  

La aplicación puede descargarse gratuitamente tanto en Android (Play Store) como en iOS (App Store) y próximamente está previsto desarrollarla para el resto de sistemas operativos.

  

Se prevé que en las proximas versiones la aplicación incorpore diversas mejoras como la posibilidad de adjuntar fotos y vídeos, la creación de chats de colaboración ciudadana o el envío de alertas a los ciudadanos sobre situaciones o zonas de riesgo, entre otras.

  

Tras la descarga de la aplicación, el ciudadano solo tiene que registrar su terminal como nuevo usuario facilitando sus datos personales. Una vez registrado, el sistema enviará un código de validación en un mensaje de texto, gracias al cual el usuario podrá finalizar el proceso de alta.

  

Instalada la aplicación, el usuario podrá generar una alerta seleccionando, a través de iconos, la opción que mejor describa la situación que quiera reportar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Aceptando la confirmación de la alerta, la información del usuario y su localización será remitida al Centro de Atención de la Policía Nacional o de la Guardia Civil.

  

Los usuarios pueden consultar el estado de la alerta -en la sección 'Mis alertas' que irá actualizándose en todo momento para mantenerles informados. Asimismo, el agente puede dirigirse al ciudadano por chat para obtener más información sobre la situación.

  

El ciudadano establece así una comunicación directa con las Salas Operativas de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado a través de un sistema que garantiza el acceso a personas con algún tipo de discapacidad auditiva.

  

Además, la aplicación permite a las personas extranjeras que visiten o residan en nuestro país un canal en su idioma para acceder a sus prestaciones. Actualmente, 'Alertcops' está disponible en inglés, y próximamente se integrarán otros idiomas como el francés, alemán, italiano y portugués.

  

La aplicación forma parte de la plataforma tecnológica SIMASC (Sistema de Movilidad de Alertas de Seguridad Ciudadana) que tiene como objetivo universalizar el acceso a los servicios públicos de seguridad ciudadana a toda la sociedad, de manera que cualquier persona, con independencia de su idioma, origen o de sus discapacidades auditivas o vocales pueda comunicarse con la Guardia Civil y con la Policía Nacional para alertar sobre una situación sobre la que es víctima o testigo.