Llamazares levanta la voz contra los desahucios, las preferentes y otros “atracos bancarios”

Gaspar Llamazares posa para TRIBUNA en la calle Compañía de la capital charra (Foto: Torina Heras)
El diputado nacional por IU asegura en una entrevista con TRIBUNA: “Los ciudadanos están alarmados y exigen depuración de responsabilidades, y que devuelvan lo robado”.

Es ‘La Voz’ de Izquierda Unida y, como tal, sabe que debe dar a conocer las opiniones del partido más allá del Parlamento. Con este fin, aprovechando días libres de su tarea en el Congreso, viaja por el país participando en manifestaciones, concentraciones, conferencias, charlas y donde sea oportuno.

 

Él es Gaspar Llamazares, un político que se ha encontrado durante su trayectoria profesional con numerosos retos, el último de ellos es plantar batalla a situaciones como la crisis y sus efectos. Entre esos efectos están temas tan candentes como los desahucios, los ‘escraches’, las preferentes o la corrupción en casos como el de ‘Barcenas’ o el de la Fundación Noos. De estos y otros asuntos ha hablado en una distendida conversación con TRIBUNA:

 
 
Siendo tema de actualidad y estando en boca de todos, empezamos con los ‘escraches’. El diputado nacional por Izquierda Unida lo tiene claro: “Es una forma de movilización que no era conocida, muy distinta, que no tiene nada que ver con la violencia y sí con un problema, que sí que cuenta con una violencia como tal, el que sufren las familias, que les expulsan de su vivienda habitual y les hipotecan para toda la vida”.
 
 
Llamazares durante el encuentro con TRIBUNA no deja de quejarse de situaciones “dramáticas” que viven los ciudadanos. Y vuelve a insistir en casos como las preferentes o los “atracos bancarios”.
 
 
Precisamente, hablando de entidades financieras, señala que en la calle hay una “profunda desconfianza” por el sector político al haberse centrado en la recuperación de los mercados, a los que está “sometida” determinada clase política según él, en lugar de “reflexionar para recuperar la vinculación con los problemas de los ciudadanos”.
 
 
Otra razón del desgaste político de “algunos” es la “corrupción política que afecta a todas las instituciones, al ámbito empresarial y a organizaciones sociales”. “Los ciudadanos están alarmados y exigen depuración de responsabilidades, y que devuelvan lo robado”, dice mientras observa a los viandantes pasar a su lado en el interior de una cafetería.
 
 
Entonces, enlazando los casos de corrupción que afectan a partidos como el PP, llega al caso ‘Noos', protagonizado por Iñaki Urdangarín y en el que está imputada la infanta Cristina de Borbón.En este episodio judicial “se incluye a la Corona” y aquí Llamazares aboga, para evitar males de este tipo, que se añada a la Casa Real dentro de la nueva Ley de Transparencia. De no ser así, juega con las palabras y asegura que sería una ley “no transparente, sino translucida”.
 
 
Y ya, metidos en materia y a apenas unas horas de la celebración de un nuevo aniversario de la II República, argumenta que el debate de monarquía o república está en la calle, “especialmente entre los jóvenes”. Afirma que ha llegado el momento de hablar de ello.
 
 
Llamazares pasa por Salamanca para impartir una conferencia en el Colegio Fray Luis de León de la Universidad de Salamanca. Allí se encontrará (la entrevista es unas horas antes) con jóvenes que en un futuro próximo tendrán que dar sus primeros pasos en el mercado laboral. Las tasas de desempleo no son muy halagüeñas y es otro punto de conversación.
 
 
El diputado nacional lamenta que sean muchos los recién formados que viven el “drama social y humano” de tener que salir del país. Él asegura que la solución pasa por un tejido empresarial que apueste por la cualificación y por invertir en investigación, desarrollo y tecnología.
 
 
Como última pregunta y como cierre de unos minutos de conversación, Llamazares habla específicamente de Salamanca, donde recaló ayer dentro de su apretadísima agenda diaria, ciudad de la que dice "le pasa lo mismo que a Asturias, que no cuenta con buenas conexiones al alcance de la economía modesta”, a través de tren y autobuses, que le acerquen a otros territorios.
 
 

Finalmente, subraya estar seguro de que Izquierda Unida alcanzará representatividad en el Ayuntamiento de Salamanca en la próxima legislatura para dar voz a los ciudadanos de la izquierda “alternativa”. Asegura que van por el buen camino, pero que “hay que seguir trabajando” y “no dormirse en los laureles”.  El tiempo dirá.

Noticias relacionadas