Lío en la Lonja Provincial de Salamanca: "No me puedo fiar de la gente de la mesa de porcino ibérico"

La mesa de porcino ibérico encontró de nuevo la polémica (Foto: Chema Díez)

El presidente, Eloy García, arremetió contra los vocales del sector industrial por su petición de 0,05 euros de bajada. "Yo estoy informado... ¿cómo me voy a fiar de los que piden 0,05 euros menos". La cotización resultó 0,01 euros a la baja.

La mesa de porcino ibérico ha 'saltado'... y lo ha hecho por la relación 'amor - odio' entre los industriales y el presidente de la mesa, Eloy García, quiénes se lanzan dardos envenenados desde hace varias jornadas.

 

La última polémica ha surgido de nuevo en la ronda de cotizaciones cuando algunos industriales demandaron 0,05 euros de bajada para los cochinos de cebo y cebo de campo. Otros solicitaron 0,02 y 0,03 euros de descenso del precio, mientras que los ganaderos hicieron lo propio pero con repeticiones, bajadas de 0,01 euros o una petición de Celestino Martín de 0,05 euros al alza "para compensar la bajada de los industriales aunque lo correcto es repetir", indicó.

 

Así, fue el presidente el que tomó la decisión final de modificar el precio a la baja 0,01 euros, lo que generó un gran malestar entre los industriales, especialmente en Isidoro Blázquez o Luis Ramos, que así lo dejaron claro en la mesa, aludiendo a su información y a que quizá estaba mal asesorado.

 

Ante esta polémica, Eloy García espetó: "No me puedo fiar de la gente de la mesa... ¿cómo me voy a fiar de gente que pide 0,05 euros?", indicó, lo que provocó una relación inmediata en los compradores que indicaron que si su opinión no vale, "firmamos y nos vamos, nada más".

 

Con anterioridad a esta polémica y como ya es habitual, los vocales de la mesa ven mercados completamente diferentes, más 'alarmistas' ahora los industriales y menos los ganaderos, pero lo cierto es que el ibérico continúa a la baja.

 

El caso de los lechones aún es más sangrante porque su valor sigue desplomándose para llegar a la realidad, con una nueva bajada de 0,15 euros aunque varios miembros de la mesa apuntaron hacia un descenso de 0,28 euros para igualarse con la Lonja de Extremadura.

 

En el caso del porcino blanco, por su parte, continúa la tendencia bajista por los problemas de Alemania en la exportación y el cierre del mercado ruso, siendo los productos derivados de las cerdas los más perjudicados. Así las cosas, las tres categorías de cerdos (selecto, graso y normal) bajaron su valor 0,02 euros por los 0,03 de las cerdas, mientras que los lechones cotizaron un euro menos con una repetición de los tostones.