Línea continuista para el objetivo de la permanencia

JIM seguirá la senda de Djukic apostando por el juego asociativo para consolidar al equipo en la máxima categoría. El técnico es consciente de la importancia del segundo año en Primera para la entidad y trabajará para conseguir el primer y único objetivo: la permanencia.

El nuevo técnico del Real Valladolid ha dejado claro que recalar en la ciudad castellano leonesa era su primera opción. Elección en la que podría haber tenido mucho peso el estilo de juego que ha venido practicando el equipo los dos últimos años y que tiene mucho que ver con el estilo del  nuevo entrenador, aunque en el Levante tuvo que adaptarse a sus jugadores: "En el Levante lo intentamos de inicio y poco a poco vimos que, por los mimbres de los jugadores y la llegada de esos puntas que teníamos tan potentes, teníamos que jugar en tres cuartos y jugada a la transición defensiva a buscar al rival", explicó el técnico.

 

Pero el caso del conjunto blanquivioleta es diferente: "Ahora hay un modelo de juego que al Valladolid le ha dado muchísimo rendimiento estas dos temporadas, en Segunda División donde todo el mundo discute que no se puede jugar al fútbol y el Valladolid lo hizo muy bien con ese ascenso y este año igual en Primera", comentó JIM.

 

El técnico sabe la plantilla con la que cuenta y es consciente de que, como se suele decir, lo que funciona no hay que tocarlo: "Las características de los jugadores del Valladolid  y cómo se ha diseñado la plantilla, son jugadores de más asociación", por eso tiene claro que "vamos a seguir esa línea de juego combinativo y a intentar sumar muchos puntos", y para conseguirlo sabe que una de las claves será "hacer de Zorrilla un fortín". 

 

Más complicado tendrá llegar al nivel del equipo de Djukic, que consiguió la permanencia de manera holgada: "Va a ser difícil porque mi colega Djukic ha dejado el listón altísimo", además sabe que el segundo año en la máxima categoría es clave y puso ejemplos como los de su exequipo o el Mallorca, que la temporada pasada luchó hasta el final por una plaza en Europa y este año ha descendido. 

 

Por eso, a pesar de que en algunos tramos de la actual temporada se ha coqueteado con los puestos europeos, tiene claro cuál es el objetivo del equipo: "Consolidar la entidad y mantener la categoría, que ya es un éxito en Primera", declaró el alicantino. 

 

En cuanto a posibles incorporaciones no quiso alzar la voz y remitió al director deportivo, Alberto Marcos, aunque aseguró que el proyecto "es ilusionante".. Aunque sí que habló del papel de la cantera bajo su mando: "Nunca hay que mirar el dni de un futbolista. Si un joven llama con fuerza a la puerta no se le puede frenar", afirmó.