Ligera subida de los precios en Ávila durante mayo

Según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística, durante el mes de mayo la tasa de variación anual del IPC en la provincia de Ávila subió cuatro décimas respecto a la registrada en el mes anterior (1,3 %), situándose en mayo en el 1,7 %

 A nivel regional y nacional la inflación se ha comportado de manera similar incrementándose respecto a los valores del mes de abril. En el caso de la tasa de variación anual de Castilla y León  (1,7 %) sube cinco décimas respecto a la registrada en el mes anterior (1,2 %). 

 

Por su parte, la tasa de variación a nivel nacional (1,7 %)  sube tres décimas respecto al mes anterior (1,4 %).  Según la información facilitada por el INE, el dato del IPC en mayo se debe al comportamiento que han tenido algunos grupos de bienes.

 

Por un lado, han empujado al alza  de los precios: el vestido y el calzado, los alimentos y las bebidas no alcohólicas, los textiles y artículos de limpieza del hogar incluidos en el grupo de Menaje, los hoteles y alojamientos, los medicamentos y los productos farmacéuticos y los muebles. En el caso del precio de las prendas de vestir y el calzado y de los alojamientos el incremento se debe al comienzo de la temporada de verano. 

 

Por el contrario, han empujado a la baja grupos que otros meses experimentan subidas constantes de sus precios, bien debido al efecto de los impuestos que los gravan, bien al efecto que los precios de la energía tienen sobre ellos. Nos referimos al transporte y a la vivienda. En el caso del primero, registra una tasa de variación mensual del -0,8 % debido a la menor subida de los carburantes. No obstante, en la actualidad, el precio del barril de petróleo Brent de referencia en Europa sigue por encima de los 100 dólares, en concreto, ayer cerró a 101,740 $.

 

En el caso de la vivienda, registra una tasa de variación mensual del -0,1 % debido también a la menor subida, con respecto al año anterior, del precio de la luz y del gasóleo calefacción.

 

A pesar de que en los últimos años, España ha pasado a ser unos de los países con la electricidad más cara. De hecho en los últimos años la factura de la luz se ha encarecido para las industrias en un 90 % y para los hogares un 59 %, lo que resta competitividad a las primeras y reduce el poder adquisitivo de las segundas. 

 

Desde la  Confederación Abulense de Empresarios abogan por la moderación de los precios por las consecuencias que tienen en los costes de las empresas y en el bolsillo de los ciudadanos en general. Durante el mes de mayo, "si bien han subido ligeramente los precios, afortunadamente siguen manteniéndose en unos niveles razonables. No obstante, el control de la inflación es sólo una de las cifras que han de normalizarse en nuestro país, nos referimos lógicamente al paro, el déficit, la presión fiscal, la restricción y encarecimiento de los créditos, las trabas administrativas, la duplicidad de competencias, el control del gasto y del tamaño de las administraciones  públicas, etc".