Ley del aborto: "Estamos dispuestos a hablar dentro de los límites del Constitucional"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se ha mostrado "dispuesto a hablar" en aras de alcanzar un consenso para la reforma de la legislación del aborto en España.

Ha añadido que, siempre y cuando no se excedan los límites establecidos por la doctrina del Tribunal Constitucional.

 

"Estamos dispuestos a hablar dentro de los límites establecidos por el Tribunal Constitucional", ha señalado, tras afirmar que su intención es "dentro de lo que ha sido la jurisprudencia constitucional, llegar al máximo acuerdo posible con aquellos que quieran construirlo".

 

Rajoy contestaba así sobre la posibilidad de que el Gobierno aceptase incorporar a la reforma proyectada el supuesto de malformación fetal entre los despenalizados para abortar, como hacía la legislación vigente en España de 1985 a 2010.

 

"Yo estoy dispuesto a hablar, lo que no estoy dispuesto es a adelantar acontecimientos ni a plantear cuáles son mis posiciones (...) No voy a adelantar las posiciones  porque si digo que estoy dispuesto a hablar pero que si no se hace esto no hablo, no vamos a ninguna parte", ha zanjado.

 

DEFENSA DE SUS MINISTROS

 

El jefe del Ejecutivo en defensa de cuatro miembros de su gabinete, José Ignacio Wert (Educación), Cristóbal Montoro (Hacienda), José Manuel Soria (Industria) y Alberto Ruiz Gallardón (Justicia). Según ha subrayado, son ministros "valientes y con coraje" a los que va a "apoyar siempre".

 

"Estoy contento con lo que ha hecho el Gobierno. Es muy difícil tomar decisiones complejas pero hay que ser valiente y tener coraje", ha declarado Rajoy que nuevo ha descartado una crisis de Gobierno.

 

En primer lugar, ha señalado que Montoro es un "extraordinario ministro" de Hacienda, que ha reducido el déficit público, ha aprobado la Ley de Estabilidad Presupuestaria y ha "colaborado" con el Gobierno para que España "en este momento ya no esté en una situación de rescate".

 

En el caso del ministro de Industria, José Manuel Soria, el jefe del Ejecutivo ha señalado que ha tenido que afrontar una de las reformas "más difíciles", la del sector eléctrico y la de la energía. También ha dicho que Wert o Gallardón han tenido el "coraje" de tomar decisiones "difíciles" en sus respectivos Ministerios.

 

"Por tanto, a los ministros con coraje, valientes y que toman decisiones, como en el caso de ministro de Educación o del ministro Gallardón, los voy a apoyar siempre porque es mi obligación. No se está en el gobierno para mirar. Y a veces es duro", ha enfatizado.

 

Al ser preguntado entonces que si no se plantea hacer una crisis de Gobierno para batir un récord porque no lo ha hecho ningún presidente, Rajoy lo ha negado y ha añadido que no cambia a sus ministros porque está "absolutamente convencido". "Si no estuviera convencido, lógicamente haría un cambio de Gobierno", ha agregado.

 

"BUENA" RELACIÓN CON AZNAR

 

El presidente del Gobierno se ha referido brevemente a su "buena" relación con el exjefe del Ejecutivo José María Aznar, a pesar de que ha reconocido que no se ven mucho --una vez en el último año, según ha recordado-- porque éste viaja mucho y "está a sus cosas". En cualquier caso, ha añadido que él "escucha siempre" a Aznar.

 

También ha revelado que ha leído "con mucha atención" las memorias de los dos últimos expresidentes, las del propio Aznar y las de su antecesor, José Luis Rodríguez Zapatero. "Explican lo que estiman oportuno y conveniente, lógicamente estoy más próximo del señor Aznar porque he compartido muchas cosas, me ha nombrado cinco veces ministro y una vicepresidente del Gobierno; y con el señor Rodríguez Zapatero lo que he sido es adversario leal", ha apuntado antes de señalar que, en su caso, no toma notas para publicar en el futuro sus memorias.

 

PARTIDO DE ORTEGA LARA 

 

Otra de las cuestiones a las que se ha referido Rajoy es la reciente creación de Vox, un partido que aspira a competir electoralmente con el PP y que ha sido fundado por exmiembros de esta formación como José Antonio Ortega Lara.

 

El jefe del Ejecutivo ha indicado que "siempre es preferible" que no surjan otros partidos que compitan con el PP por el "espacio moderado", si bien acto seguido ha apuntado: "Estas cosas ocurren, no son algo extraño".