Letizia estrena traje de Felipe Varela para el acto castrense de Salamanca

La Reina ha elegido un vestido y abrigo en rosa empolvado, con salones de Magrit y pendientes de Yanes, todo ellos rematado por el Lazo de la Gran Cruz de la Orden de Carlos III en el pecho.

Letizia ha presidido como Reina en solitario un acto en Salamanca por primera vez y lo ha hecho estrenando también su atuendo. Para una ocasión como la de este lunes -un acto militar-, la Reina no ha querido arriesgar y, tras algunas apariciones en las que ha variado de firma (Massimo Dutti, Mango, Adolfo Domínguez, Hugo Boss o Carolina Herrera), ha vuelto a su diseñador de cabecera: Felipe Varela.

 

Así, Letizia ha estrenado un conjunto de abrigo y vestido justo por debajo de la rodilla en rosa empolvado que han ofrecido un look en conjunto muy sobrio, aunque favorecedor. Los altísimos salones de Magrit y unos pendientes de la firma de alta joyería Yanes en forma de flor completaban el atuendo real. Los pendientes de flor que ha lucido Letizia en Salamanca, sin embargo, son ya conocidos. De hecho, los usó en su primer acto en solitario como nueva Reina de España en junio de 2014 y ya los había lucido en 2006. 

 

Como peinado, la soberana española se decantó por un moño bajo con raya al lado bastante rígido, pero similar a otros que utiliza en ocasiones que requieren un look tan contenido como el de este lunes 13.

 

Por último, la Reina lucía sobre su pecho una medalla con un lazo azul y blanco que es la más alta distinción honorífica: el Lazo de la Gran Cruz de la Orden de Carlos III.