León registra "un nuevo récord" en superficie y producción de maíz con 65.300 hectáreas cultivadas

La provincia de León ha registrado esta campaña 2013-2014 "un nuevo récord" en la superficie y producción de maíz, con respecto a los datos de otras temporadas, con un total de 65.300 hectáreas cultivadas para grano a las que, además, habría que sumar las destinadas a forraje mediante ensilado.

La asociación agraria Asaja ha calificado esta producción de "casi un milagro" después del retraso en la siembra producido por una primavera lluviosa y ha agregado que ha sido posible "gracias al clima favorable de los meses de otoño" y a los cambios en el sistema de regadío ya que "ha aumentado la superficie que se riega por aspersión".

En este sentido, Asaja ha explicado que en los regadíos modernizados, que son más caros por el consumo energético y la amortización de las fuertes inversiones, se consiguen producciones al menos un 20 por ciento superiores a las de las zonas con riego tradicional.

La cosecha del maíz está en estos momentos muy avanzada y se ha recolectado aproximadamente el 50 por ciento de la superficie total. Un dato que según Asaja "no es bueno para el sector" porque "los almacenes se encuentra saturados, por encima de su capacidad de almacenamiento y secado, lo que influye de forma significativa en la caída de los precios".

En cuanto a los precios del maíz, ha informado que en la sesión de la Lonja Agropecuaria de León del miércoles el precio era de 171 euros la tonelada, lo que supone una drástica caída del 32,6 por ciento con respecto a la cotización de 254 euros por tonelada de hace un año.

Este descenso en el precio de 83 euros supone "una caída global de los ingresos de los agricultores de 54,7 millones de euros, o lo que es lo mismo, una media de 10.600 euros por productor (el censo de productores es de 5.150)", ha añadido la asociación agraria.