León de la Riva hace un balance positivo de su mandato y pide el voto "en lo que hace y no en lo que dice"

Destaca de sus último mandato la gestión económica, el mantenimiento de los servicios y el esfuerzo en la transparencia El programa electoral de 2015 volverá a incluir el soterramiento, el Parque Agroalimentario y el Palacio de Congresos.

LAS OBRAS DE EL VAL, HASTA DICIEMBRE

 

En el ámbito de inversiones se encuadra también la rehabilitación del Mercado del Val, que se encuentra en su fase de ejecución y que, si bien León de la Riva apuntó inicialmente que se podría inaugurar en el mes de septiembre, los miembros del equipo de Gobierno han matizado que las obras se extenderán al menos hasta diciembre de 2015.

 

Durante la rueda de prensa, el regidor vallisoletano se ha referido a tres grandes proyectos que ya figuraban en el programa electoral del PP de Valladolid en 2011 y que se mantendrán en 2015. Se trata del Parque Agroalimentario, en el que según León de la Riva el Ayuntamiento trabaja junto a la Junta y el Magrama; el soterramiento, que como ya ha recalcado la ministra Ana Pastor en varias ocasiones "sigue adelante"; y el Palacio de Congresos que se pretende ubicar en la zona de la Feria de Valladolid y que se frenó porque el alcalde asegura que no contaba con fondos de otras administraciones.

   

El alcalde de Valladolid y candidato del PP a la Alcaldía de la ciudad, Javier León de la Riva, ha hecho balance este lunes de sus últimos cuatro años de mandato, los que asegura que concluye con un buen "expediente académico", si bien ha reclamado a los vallisoletanos que "pongan el voto" en lo que hace y no en lo que dice.

 

Acompañado por gran parte de los concejales del Grupo Popular -faltaban el presidente de la Diputación provincial, Jesús Julio Carnero, Ignacio Zarandona, Paloma Vallejo y José Antonio Gil Verona-, el regidor vallisoletano ha hecho balance de su quinto mandato en el Ayuntamiento de Valladolid con un discurso que se ha prolongado durante algo más de 45 minutos.

 

Ha sido un resumen centrado exclusivamente en aspectos de su gestión que ha considerado positivos, por lo que ha habido que esperar hasta las preguntas de los periodistas para encontrar el análisis de situaciones más complicadas o el reconocimiento de algún error, como determinadas declaraciones polémicas del primer edil de las que ha considerado que ya se arrepintió y se "confesó".

 

En todo caso, ha recordado una cita del religioso vasco Ignacio de Loyola, quien mantenía que el amor "está más en las obras que en las palabras", para proponer a los vallisoletanos que "pongan el voto" en lo que hace y no en lo que dice, al tiempo que se ha defendido ante las voces que le tachan de machista por afirmaciones como su "reparo a subir en un ascensor con una mujer" por si se "arranca el sujetador" y denuncia que le ha agredido.

 

"En mis 20 años como alcalde he tenido siempre una primera teniente alcalde mujer, Valladolid es la única capital de provincia que tiene a una mujer como jefa de la Policía y la Junta de Gobierno municipal está formada por la mitad de hombres y la mitad de mujeres", ha manifestado León de la Riva para defenderse de dichas acusaciones.

 

En este sentido, ha aseverado que se trataron de "frases desafortunadas" que entiende que no tiene por qué "repetirlas siempre". Desde entonces -la polémica se produjo en agosto de 2014- ha aseverado que trata de mantenerse en lo "políticamente correcto".

 

El regidor vallisoletano no ha querido poner nota a los últimos cuatro años pues prefiere que lo hagan los vallisoletanos en las urnas, pero ha recordado que si no tuvo "un mal expediente académico" cree que tampoco es malo su expediente en la política.

 

Entre los aspectos complicados del mandato que ahora concluye, los periodistas también han citado el juicio por presunto delito de Desobediencia al que se enfrentará el día 27 de abril y que, como ha reiterado, "no es por un asunto de prevaricación, malversación o adjudicaciones a amiguetes". No obstante, ante la cercanía de la fecha de señalamiento ha preferido no hacer más valoración que considerar que se demostrará que su voluntad fue siempre "cumplir la sentencia" y que si se produjo retardo fue por las "enormes dificultades técnicas".

 

Otros asuntos judiciales han marcado el final de este mandato, como la obligada expropiación de la parcela de Finca Zambrana y el caso de las adjudicaciones a empresas del entorno del exjefe de Mantenimiento, Luis Alberto Samaniego. Sobre el primero ha considerado que se trata de una inversión y que el Ayuntamiento está pendiente de que se finalice el plazo de respuesta del requerimiento planteado a la Junta para emprender nuevas acciones; y sobre el segundo aspecto ha destacado que el Consistorio ha "facilitado con prontitud toda la documentación".

 

Para León de la Riva y su equipo, lo realmente destacable del quinto mandato 'popular' en el Ayuntamiento de la capital vallisoletana, ha sido el mantenimiento de la calidad de todos los servicios, la reducción de la deuda que ha pasado de 222 millones de euros en 2011 a los 128 millones con los que se concluyó 2014; el cierre con superávit de los últimos ejercicios presupuestarios y el "esfuerzo" en la transparencia que ha llevado a cumplir las obligaciones legales para las entidades municipales con diez meses de antelación.

 

El Plan de Racionalización, ha añadido el regidor, ha permitido "optimizar cada euro e interiorizar una nueva cultura de gestión administrativa sin aumentar la presión sobre los contribuyentes" y, de hecho, en los dos ejercicios ya evaluados (2012 y 2013) el ahorro ha ascendido a 15 millones de euros, según ha apuntado el concejal de Hacienda, Alfredo Blanco.

 

El alcalde ha defendido que, pese a que hasta el presente ejercicio los presupuestos habían mantenido una línea decreciente, "ninguna ayuda social" ha sido suprimida por falta de fondos. Así, ha subrayado líneas como los programas de alquiler social de VIVA, las ayudas de emergencia que han pasado de 350 en 2011 a casi un millar en 2014, las ayudas para el cuidado de menores, alimentación, escolarización o dependencia (5 millones de euros) o la atención a las personas mayores.

 

UNA OBRA AL DÍA

 

Según el regidor, el Ejecutivo municipal ha destinado la mitad de las inversiones realizadas a cohesionar los barrios de la ciudad y en una visión "territorializada", el 65 por ciento de las partidas de inversión -que supondrían el 76 por ciento del volumen de inversión- se habría destinado a las zonas Norte y Este de la ciudad, donde se encuentran los barrios más populares.

 

En clave de inversión ha aseverado que durante los últimos cuatro años se han realizado más de 1.500 actuaciones de mantenimiento y reurbanización en la vía pública, con lo que se puede decir que se ha realizado "una obra al día, como mínimo". A ello ha sumado actuaciones de renovación urbana como el ARI de La Rondilla, el proyecto del ARU de 29 de octubre, cuya primera fase prevé demoler 174 viviendas y levantar 80 nuevas; o el proyecto de Barrio Climático de Cuatro de Marzo.

 

Ese trabajo que ha enmarcado en la "sostenibilidad" de la vivienda, se extiende también al transporte urbano dentro del denominado plan europeo Remourban, que también subvencionará la adquisición de dos de los cuatro nuevos autobuses híbridos o eléctricos a la flota de Auvasa y fomentará ayudas a la compra de vehículos poco contaminantes.