León de la Riva califica de "notable" la calidad del aire en 2012, a pesar de una climatología "adversa"

Los refugiados sirios que llegaron a Valladolid llevan desaparecidos desde el 28 de marzo. TRIBUNA

El alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, y el concejal de Desarrollo Sostenible, Jesús Enríquez Tauler, han destacado este año los datos de calidad del aire en la ciudad durante 2012, ya que no se superaron los "limites legales" establecidos para los agentes contaminantes pese a que la climatología fue "adversa" con muchos días de situación anticiclónica y lluvias escasas.

Los valores indican que por quinto año consecutivo no se han superado los umbrales máximos recomendados para los agentes contaminantes, e incluso algunos parámetros -dióxido de nitrógeno y material particulado- coinciden con los límites que señala la Organización Mundial de la Salud (OMS).

 

Este hecho, supone un aprobado "con nota", según ha explicado el alcalde, que mantiene a Valladolid como "una de las ciudades españolas con mejor calidad del aire", por lo que ha lamentado que determinados grupos políticos o sociales "no se alegren de ello e incluso traten de manipular los datos" para insistir en que la situación no es positiva.

 

El regidor ha recalcado que los datos están "certificados" por el Plan Nacional de Calidad del Aire y por el informe del Observatorio de Sostenibilidad, que parten de los datos obtenidos de la Red de Control del Ayuntamiento, que, como han insistido ambos representantes municipales "es la única en España acreditada por ENAC".

 

León de la Riva y Enríquez han apuntado que los datos de 2012 han sido positivos pese a que ha sido un año "extremadamente seco, salvo en el otoño", a lo que además se sumaron la presencia de niebla "hasta en 15 jornadas" del mes de enero, y la ausencia de tormentas en primavera y en verano.

 

Para la evaluación de la calidad del aire, se han utilizado al igual que en años anteriores, los datos obtenidos a través de las cuatro estaciones de la Red de Control de la Contaminación Atmosférica de Valladolid (RCCAVA), en marcha desde 1991. En concreto, las estaciones se encuentran ubicadas en el Paseo Arco de Ladrillo, en la calle Daniel del Olmo (La Rubia), en el Paseo de Zorrilla 191 (a la altura de la calle Vega Sicilia), y en la calle Leopoldo de Castro (junto al puente del Poniente)

 

Respecto al dióxido de azufre, se encuentra en unos valores "residuales", hasta el punto de que el 85 por ciento de los datos obtenidos se hallan por debajo del límite inferior del instrumental que posee la Red. En consecuencia, su presencia es "prácticamente inapreciable en Valladolid".