León de la Riva asevera que "ceder a la presión de los violentos no es el mejor camino"

El alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, ha aseverado este lunes, en referencia a la suspensión de las obras del bulevar de la calle Vitoria en Burgos, que "ceder a la presión de los violentos no es el mejor camino" en la política municipal.

El primer edil vallisoletanos ha reiterado, en declaraciones a los medios de comunicación recogidas por Europa Press, que no quiere "emitir un juicio" sobre los sucesos acaecidos en Burgos porque no conoce "el detalle" del proyecto, pero ha dado a entender que el Consistorio burgalés ha cedido "a la presión de los violentos".

  

Después de que el pasado viernes el alcalde burgalés, Javier Lacalle, anunciara la suspensión definitiva de las obras de transformación en bulevar de la calle Vitoria después de una semana de movilizaciones vecinales, el regidor vallisoletano, al ser preguntado por las protestas violentas, ha recalcado que "ceder a la presión", a su juicio, "no es el mejor camino".

  

El alcalde vallisoletano ha defendido que la democracia que quiere para su ciudad es "la que se detecta en las urnas, en las conversaciones y en los diálogos", y que "al final las decisiones las toma quien los ciudadanos han elegido para tomarlas".

  

Del mismo modo, ha reiterado que "de ningún modo se puede justificar la violencia" en las movilizaciones vecinales, al tiempo que ha asegurado que la Policía "ha detectado que determinados personajes están siempre en este tipo de movimientos".

 

Por último, ha apuntado que ha conocido "por los medios de comunicación" que el proyecto de bulevar en el tramo de la calle Vitoria figuraba en los programas "tanto del PP como del PSOE" por lo que considera "que tuvo respaldo electoral mayoritario en toda la ciudad de Burgos, incluido el barrio de Gamonal".