León de la Riva apunta que el Presupuesto de 2015 puede aumentar en unos 500.000 euros

Los refugiados sirios que llegaron a Valladolid llevan desaparecidos desde el 28 de marzo. TRIBUNA

El alcalde de Valladolid ha explicado que los "grandes proyectos de inversión en 2015" serán el Centro Cívico de la Victoria, el Espacio Joven de Rondilla y la reforma del Mercado del Val 

El alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, ha apuntado este viernes que el Presupuesto municipal para el año 2015 "puede ser 500.000 euros más alto" que el del actual 2014.

  

Así lo ha señalado el regidor vallisoletano en el programa de Onda Cero 'Valladolid en la Onda, donde ha sido entrevistado y ha explicado que los "grandes proyectos de inversión en 2015" serán el Centro Cívico de la Victoria, el Espacio Joven de Rondilla y la reforma del Mercado del Val que está previsto que comience a ejecutarse ya en los próximos meses.

  

León de la Riva ha apuntado que el presupuesto del Ayuntamiento para 2015 puede superar en unos 500.000 euros al de 2014, que se situó en 242 millones de euros.

  

Según ha detallado, el equipo de Gobierno trabaja ya desde hace semanas en las cuentas de 2015 y, por el momento, ha "entrado en el gasto corriente, todavía no en inversiones". No obstante, ha aseverado que las cantidades destinadas a este segundo apartado, aunque "no van a recuperar los niveles de antes de la crisis" serán superiores a las de los últimos años.

  

En este sentido, ha añadido que se incluirán dos proyectos que el equipo de Gobierno quería haber iniciado en 2014 pero "no se autorizó", como son el centro cívico de La Victoria y el segundo Espacio Joven de la Ciudad que, según ha defendido, se aplazó porque "los vecinos denunciaron que el expediente era incorrecto" al ser una parte del local aún de titularidad regional. "Así, tendrán el espacio joven un año más tarde", ha apostillado.

  

En este sentido, ha reconocido que en la Junta de Gobierno celebrada este viernes ya se ha dicho a "alguno de los concejales" del equipo que tiene que reducir sus previsiones presupuestarias porque los ayuntamientos tienen un techo de gasto que "no se impone a las comunidades autónomas".

  

"Los concejales preparan proyectos con mucha ilusión y luego llegan el alcalde y el concejal de Hacienda con la rebaja", ha ironizado.