LeBron James se agiganta para empatar la serie ante los Bulls

LeBron James

Cleveland Cavaliers han aprovechado la gran actuación de LeBron James (33 puntos) para igualar la semifinal de la Conferencia Este frente a unos Chicago Bulls (106-91) que siempre fueron por debajo en el marcador y que no pudieron contar con la mejor versión de Pau Gasol (11 puntos, 4 rebotes).

Los 'Cavs' sabían que estaban "entre la espada y la pared", en palabras del propio LeBron James, y salieron arrollando en el Quicken Loans Arena, en un cuarto inicial memorable que cerraron con 20 puntos de ventaja (38-18).

La máxima estrella local, autor de 14 tantos en este primer parcial, se mostró hipermotivado una vez recuperada su tradicional cinta para la cabeza. "La vi en la taquilla y decidí que tenía que recuperarla, era el momento de volver a la carga. No podíamos ir a Chicago con un 2-0 abajo", subrayó James tras el duelo.

Cleveland, que nunca fue por delante en el marcador en el primer partido de la serie, le devolvió la jugada a su rival, que se vio impotente para volver a la carga. Lo más cerca que volvieron a estar los Bulls fue a 11 puntos (72-61) en el ecuador del tercer cuarto, pero fue un espejismo que LeBron se encargó de disolver.

Al acabar este segundo duelo de semifinales, la prensa estadounidense volvió a acusar de "blando" a un Pau Gasol que tuvo mucha menos incidencia de la habitual (3/8 en tiros) en los 28 minutos que jugó. Jimmy Butler (18 puntos) y Derrick Rose (14 puntos, 10 asistencias) fueron los mejores de los Bulls, mientras que Nikola Mirotic volvió jugar poco (7 minutos), aunque aportando (8 puntos).

Pese a esta clara derrota, los Bulls abandonan Cleveland con un buen parcial en la serie (1-1) y convencidos de que pueden seguir aprovechando los problemas de bajas de su rival, que la pasada madrugada se cobraron una nueva víctima en la figura de Iman Shumpert.

El escolta se retiró en el tercer cuarto con molestias musculares y el técnico David Blatt espera el "milagro" que le permita disputar el tercer partido, en un equipo que ya tiene fuera a Kevin Love, pero que recupera, una vez cumplida su sanción, a JR Smith. El United Center acogerá este nuevo duelo en la madrugada del viernes al sábado.