Lauki Valladolid podría ser vendida a una empresa ajena al sector lácteo

Lauki podría venderse a otra empresa no relacionada con el sector lácteo. E.TEJEDOR

El Comité de Empresa se cierra en banda y asegura que la factoría quiere mantener su actividad tal y como la viene realizando hasta ahora.

A poco más de un mes para que la fábrica de Lauki en Valladolid eche el cierre -la fecha límite es el 30 de junio- y a unos días de que el periodo de negociaciones toque a su fin -sobre el papel es este viernes-, siguen la incertidumbre sobre lo que podría ocurrir con la factoría láctea. Y es que la última novedad en este sentido se refiere precisamente a un posible cambio de actividad. Y es que una empresa de la que no se ha conocido el nombre, pero que no trabaja el sector lácteo, podría estar interesada en adquirir Lauki.

 

Lactalis, actual propietaria, sigue empeñada en no vender, pero lo cierto es que la fecha límite cada vez está más cerca y los principales perjudicados serían los 85 trabajadores que cada día se encuentran en una situación más complicada. Las negociaciones para esta posible venta, según ha desvelado la Cadena Ser Valladolid, podrían comenzar esta misma semana.

 

"Dicen que no van a vender a una empresa competidora. Parece que quieren negociar y no es así", ha explicado José Manuel González, del Comité de Empresa. Y es que los trabajadores, además, no estarían por la labor de cambiar de actividad a otra que no fuera la de la producción de leche.

 

"Nosotros estamos para hacer leche, las instalaciones están para hacer leche", hace ver González, quien en todo caso hace ver la preocupación de los trabajadores ante el paso de los días y la falta de un acuerdo. Por otra parte se plantea la posibilidad de trasladar a los trabajadores a otras fábricas de fuera de Castilla y León, algo a lo que se niegan en rotundo. El futuro de Lauki sigue completamente en el aire.

 

Por otra parte, en declaraciones realizadas a Europa Press, González ha reconocido que a los trabajadores no se les ha trasladado ninguna oferta en firme de compra, ya que la empresa se reafirma en su postura de "no vender" sus instalaciones en Valladolid y en negociar sólo un plan social de cierre, a pesar de lo cual ha admitido "cierta esperanza" de que el proceso "llegue a buen término" por las palabras de Herrera sobre la existencia de una firma "seria" interesada en quedarse con la fábrica.

 

En este sentido, ha basado el anuncio de Herrera acerca de la posibilidad de que Lactalis acepte la venta en una postura distinta de la dirección del grupo francés respecto a los responsables de su filial española, por lo que ha concedido más crédito al presidente de la Junta que al desmentido de Lauki.

Noticias relacionadas