Lauki da un paso más hacia su desaparición de Valladolid con la oficialización del ERE

Varios trabajadores de Lauki, a las puertas de la factoría. A.MINGUEZA
Ver album

La directiva ha entregado la documentación a los trabajadores -quienes lo consideran ilegal- este jueves, donde se justifica la extinción de los 85 contratos por causas organizativas y productivas.

Malas caras a las puertas de la fábrica de Lauki este jueves a media mañana. No era para menos. Los trabajadores, representados por su Comité de Empresa, comparecían ante los medios tras una nueva reunión con la dirección de la propietaria Lactalis. Pero no había sido un encuentro más, de esos que han tenido lugar en las últimas semanas. Esta vez les acababan de oficializar el expediente de extinción de contratos que suponía el primer paso legal hacia el cierre el próximo 30 de junio.

 

“Ellos ya han puesto encima de la mesa el ERE, a ver qué acontecimientos tenemos este mes, porque va a ser muy intenso”, explicó a los presentes José Manuel González, como miembro del Comité, consciente de que se acababa de dar un paso hacia el precipicio para los 85 trabajadores de la fábrica. “Hemos recibido la documentación, vamos a esperar a verla. Tenemos un periodo de un mes”.

 

A partir de ahora todo es oficial, sin trampa ni cartón, no como hasta ahora que los encuentros entre trabajadores y Lactalis eran como primeros contactos. Incluso se empezarán a registrar las conversaciones, algo que se debe hacer de manera legal en un proceso de cierre de este tipo. Y eso que el Comité de Empresa considera este arranque ilegal.

 

“Hoy se ha oficializado, ahora ya las actas se tienen que firmar, todo queda escrito, hasta con taquígrafo. Ahora es serio”, siguió González. Ahora habrá que estudiar dicha documentación que justifica el ERE, conscientes de que el 1 de mayo habrá otra protesta por el Día del Trabajador y el 5 será la próxima reunión.

 

Por otro lado estaría la posibilidad de vender la fábrica, algo a lo que parece no estar muy dispuesto Lactalis. Y de hecho, a día de hoy es algo que tampoco querrían los trabajadores. “Ellos dicen que no descartan nada, pero nosotros en ese partido no queremos estar, solo en el que se tira para adelante con ellos El paso nuestro es que continúen aquí, ¿que no lo hacen? Pues ya hablamos de una empresa que quiera comprar”. Vamos, apurar las posibilidades. Por ahora Lauki ya ha dado el primer paso, legalmente hablando, hacia su desaparición.