Las vías afectadas por la tromba de agua caída sobre Valladolid, abiertas de nuevo al tráfico

La balsa de agua formada en el cruce de la carretera de Zaratán bajo la A-62 motivó el cierre a la circulación ya que algunos de los vehículos que circulaban por la vía quedaron bloqueados por el nivel de agua.

Gracias a la labor de los operarios municipalesdesde primeras horas de la mañana de este miércoles para adecuar y adecentar las zonas inundadas a consecuencia de la impresionante tromba de agua que cayó en la tarde de este martes en Valladolid y su entorno, estas han vuelto ya a la normalidad.

 

El acceso a Valladolid desde el cruce de la carretera de Zaratán se encontraba cortado por estos trabajos y los vehículos que pretenden acceder por esa vía fueron desviados hacia la Avenida de Gijón. 

 

La tromba de agua caída en Valladolid capital y su entorno en la tarde de este martes causó numerosas incidencias como el cierre al tráfico de los accesos a la A-62 desde la VA-20 en la zona sur de la ciudad y desde la mencionada carretera de Zaratán, localidad donde también se han registrado problemas de inundaciones de locales y sótanos.

  

Según informaron fuentes de la Dirección General de Tráfico, en torno a las 19.45 horas, la balsa de agua formada en el cruce de la carretera de Zaratán bajo la A-62 motivaron el cierre a la circulación ya que algunos de los vehículos que circulaban por la vía quedaron bloqueados por el nivel de agua.

  

De esta manera, ante la gran cantidad de agua caída durante varios minutos, se tuvo que cerrar el acceso 126 de la A-62, lo que provocó retenciones en la circulación en sentido Burgos.

  

Los Bomberos de Valladolid, que también sufrieron inundaciones en su parque de Las Eras, trabajaron en el lugar para reducir el volumen de agua. También se actuó en el acceso a la A-62 desde la VA-20 entre la capital y el término municipal de Arroyo de la Encomienda, donde se cortó el tráfico en una de las salidas.

  

A partir de las 19.35 horas, según señalaron uentes del Servicio de Emergencias Castilla y León 112, se recibieron más de una treintena de llamadas por incidencias causadas por la lluvia.

  

Así, fue necesario desalojar por inundación la tienda de Mediamarkt en Zaratán, localidad en la que inundaron locales bajos y naves. También se han creado grandes balsas de agua en el recinto ferial de la capital, donde aún están instaladas las atracciones.

  

Según el 112, en la capital vallisoletana se produjeron grandes embalsamientos en zonas como la avenida de Salamanca a la altura del edificio Duque de Lerma; en Arco de Ladrillo, donde los alertantes aseguraban que no se podía transitar por la pasarela subterránea; en la Avenida de Gijón y en la calle Pedro Niño, en la confluencia con Isabel la Católica.

 

Noticias relacionadas