Las ventas del pequeño comercio de Valladolid descendieron un 11% en 2013

Aún así, desde la Agrupación Vallisoletana de Comercio se muestran optimistas para el presente ejercicio.

No es ningún secreto decir que la crisis ha afectado, además de otros tantos factores, a pequeños negocios de Valladolid. Hasta el punto de que después de varios ejercicios de caída, 2013 no se considerará precisamente como el del inicio de la recuperación, ya que para dicho año las ventas disminuyeron un 11% respecto a 2012.

 

Así lo han asegurado desde Avadeco, pero no es el único dato negativo que ha facilitado la Agrupación Vallisoletana de Comercio. Nada menos que el 62’1% de los dueños de los pequeños comercios de la ciudad consideran que el 2013 fue un año negativo para su actividad.

 

Por supuesto, dentro de este declive hay sectores que han conseguido capear de mejor o peor manera el temporal. El de la alimentación, de lejos, ha sido el más beneficiado con apenas un descenso del 4’5% de sus ventas, mientras que otros como el equipamiento del hogar (-15%) y otros como Librerías, ocio, cultura o recambios (-12%) se encuentran más cerca de la nombrada caída general del 11%.

 

“Los dos primeros trimestres de 2013 fueron malísimos, el tercero malo y el cuarto mejoró algo, por eso somos optimistas a pesar de todo”, comenzó explicando el presidente de Avadeco, Alejandro García. “Creemos que el hecho de que se restableciera la paga extra a los funcionarios para Navidad fue clave”, continuó.

 

Está claro que la situación de muchos comercios sigue en la cuerda floja, hecho que el presidente criticó con dureza. “No se está haciendo nada por restablecer el consumo. Es verdad que las cifras macroeconómicas van mejorando, pero el crédito para los ciudadanos aún no llega, hay que esperar a que la situación mejore”.

 

A raíz de una encuesta hecha por Avadeco a los dueños del pequeño comercio, también han salido varios datos interesantes que indican algunas carencias en Valladolid. Por ejemplo, un 56’5% consideran que la época de rebajas está siendo mala, o un 0%, absolutamente ninguno de los encuestados, considera ‘buena’ la situación económica del comercio de la ciudad. Por el contrario, un 78’9% la calificarían como ‘mala’.

 

Este último le pareció el dato más significativo a Alejandro García. “Por mucho que digan y que traten de convencernos de lo contrario, el sector está en coma, en la UVI y necesitamos tratamientos de choque para volver a ser lo que éramos”.

 

Eso sí, tal como explica el presidente de Avadeco, también hay visos al optimismo. “Un 31% piensa que la situación habrá mejorado en un año, un 58’6% cree que se mantendrá y solo un 10’3% se inclinan a pensar que empeorará. Eso es un paso”, ha concluido García.

 

CLUB FIDELIS

 

Por otra parte, Ángel Nuevo, director comercial de Comercyl, también compareció junto a Alejandro García para explicar ciertos datos del comercio de cercanía. Según confirmó el representante, las últimas tendencias aseguran que los hombres compran más veces y gastan más al mes que las mujeres, en términos regionales. Algo que, desde luego, rompe el tópico de la mujer de compras.

 

Hace ya más de medio año que Comercyl puso a la disposición de los compradores de Castilla y León la tarjeta Club Fidelis, por la que el usuario acumula puntos en el comercio cercano para poder canjearlos en el mismo o en otro comercio incluido en el plan. Pues bien, hasta 10.000 personas ya hacen uso de esta tarjeta.

 

“Está claro que si se incentiva el pequeño comercio la gente responde, ocurre que muchas veces no se hace”, concluyó Ángel Nuevo al respecto.