Las ventas de coches usados crecen un 4,9% hasta julio y rozan el millón de unidades

Los precios de los automóviles de ocasión bajan un 3,7% para poder competir con los incentivos de los nuevos, según AutoScout24


MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

Las ventas de automóviles de ocasión se situaron en 940.387 unidades en los siete primeros meses del año, lo que supone un avance del 4,9% en comparación con el mismo período de 2012, según datos del Instituto de Estudios de Automoción (IEA) para la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam).

De esta forma, en el período comprendido entre enero y julio de 2013 se comercializaron dos coches usados por cada automóvil nuevo, con lo que el ratio bajó levemente, como consecuencia del crecimiento del 14,8% en las ventas de turismos nuevos en el mes de julio.

Por canales, las ventas de coches usados a particulares suben un 3,2% en lo que va de año, mientras que las compras por parte de empresas aumentan un 7%, debido a la mejor evolución del colectivo de autónomos.

No obstante, los problemas de acceso a la financiación siguen dificultando la compra de vehículos, por lo que el presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, pidió medidas para paliar este problema, como la reciente ampliación del Plan PIMA Aire.

Las ventas de coches usados de menos de tres años subieron un 15% hasta julio, erigiéndose en el segmento de mayor crecimiento, mientras que las de coches de más de diez años aumentaron un 9,6% y concentran el 49% de las operaciones.

PRECIOS A LA BAJA.

Por otra parte, el precio medio de los vehículos de ocasión bajó un 3,7% el pasado mes de julio, hasta 12.318 euros, según AutoScout24, en un intento forzado por competir con el mercado de nuevos que disfruta ayudas de hasta 3.000 euros gracias al plan PIVE.

De hecho, el estudio de la consultora experta en automoción revela que la compra de un coche usado en España es unos 2.300 euros más barata que la media europea. Además, España es el único mercado con precios a la baja.

Según el director general de AutoScout24 España, Gerardo Cabañas, la caída de precios es un síntoma más de cómo el coche usado intenta hacerse hueco en el mercado. "El vehículo de ocasión, en su afán por competir con los nuevos, continúa bajando sus precios para convertirse en una alternativa real de motorización y, desde luego, más fácil de financiar", apuntó.

"Sin embargo, la tendencia a la baja en los precios podría cambiar a la vista de los datos que anuncian un punto de inflexión en la situación económica y empresarial", advirtió Cabañas.